lunes, 24 de diciembre de 2007

DVD: REIGN OF FIRE * * 1/2

En Reign of Fire (Reino Unido-Irlanda-E.U., 2002) veremos dragones peleando contra helicópteros y paracaidistas intrépidos, cosas que sólo se veía en las clásicas películas serie "B", como en las que Godzilla aviones, ciudades y todo lo que aparecía frente a su camino, y de ahí, la lista es interminable. Dirigida por Rob Bowman, Reign of Fire entra sin problemas en esa categoría de películas serie "B" de desastres y fantásticos, con el detalle que esta respalda por una estupenda producción.

Aquí, los dragones son un pretexto para desencadenar una trama sin muchos pies ni cabeza, ni bases dramáticas muy sólidas, pero que acaba siendo entretenida si uno va con la actitud necesaria y, en especial, si es fanático de inusuales mezclas genéricas. En la Gran Bretaña de la actualidad, un niño despierta por accidente a un dragón, que dormía bajo los terrenos de una construcción, por andar de curioso dentro de unas excavaciones. Dicho acontecimiento, será suficiente para desencadenar una era apocalíptica de proporciones dantescas.

El guión tiene el problema de ser demasiado débil. En los protagónicos tenemos a Christian Bale y a un irreconocible Matthew McConaughey, el primero interpretando a Quinn Abercombry, el mentado niño, ahora como el líder de una comuna atrapada en un escenario ruinoso, decadente y desértico estilo Mad Max, que no sabe qué demonios hacer con la plaga de dragones que se ha desatado; mientras el segundo, será el clásico militar-yanqui-desquiciado, que ha aparecido de la nada acompañado de un grupo de militares expertos cazadores de dragones, para ayudarles a eliminar a los dragones.

Entre los rescatable de la película, tenermos unos notables efectos especiales, un buen diseño de producción y dirección fotográfica a cargo de Adrian Biddle (notable en 1492, Conquest of Paradise/Ridley Scott/1992), haciendo un hábil uso de filtros azules en la primera mitad. De los 105 minutos que dura la película, los dragones aparecen escasos 20 minutos, y casi siempre lejanos. Como sea, Reign of Fire cubrirá las expectativas de los aficionados al género "B", pero desilusionará a los que prefieren aquellos filmes fantásticos más clásicos, con dragones destruyendo castillos y peleando con caballeros armados y hechiceros.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total