miércoles, 26 de diciembre de 2007

APOCALYPTO * * * *


RUN RUDY RUN.  Rudy Youngblood como "Garra de Jaguar".

En Apocalypto (2006), largometraje de Mel Gibson, se aborda una de las culturas más fascinantes, complejas y universales, la cultura maya. Forjadores de un gran imperio, que se extendía desde el actual territorio de Yucatán, Quintana Roo y parte de Chiapas, en México; hasta Guatemala, Honduras y el Salvador, en Centroamérica, los mayas son tema de una película que ha provocado opiniones divididas en México, muchas de regusto nacionalista. En estas se considera que un realizador extranjero es incapaz de hacer una película sobre los mayas, además de considerar que el filme retrata a los mayas como unos “salvajes”.

Estamos ante una historia de ficción, que no puede apegarse, como documental, a la “realidad histórica". Los mayas, a pesar de toda su grandeza, realizaban sacrificios humanos, y tenían en la violencia un medio para realizar sus rituales religiosos. “Una gran civilización no es conquistada desde afuera, hasta que se destruye a sí misma desde dentro”, con esta frase, de W. Durant, Mel Gibson inicia su visión épica y espectacular sobre los mayas. 

En poco más de 2 horas, la película narra la historia de sobrevivencia de un joven, Garra de Jaguar (Rudy Youngblood), hecho prisionero, junto a otros aldeanos, por un grupo de cazadores-comerciantes de esclavos, luego de tomar por asalto su pacífica villa en medio de la jungla. Filmada en formato digital y hablada totalmente en dialecto maya, Gibson sigue la misma inquietud por el realismo vista en The Passion of the Christ (2004), su anterior película, la cual estaba hablada en arameo y latín.

Escrita por Gibson, en colaboración con Farhad Safinia, en la película se irán encontrando similitudes de carácter religioso con The Passion. Garra de Jaguar tiene ciertos aspectos “crísticos”, como la predestinación, el ser el elegido por una fuerza divina. Es más, Garra de Jaguar pasará por la dura prueba de tener que cargar con su propia “cruz”, atravesando media jungla mientras los esclavistas (tan terribles y crueles como los romanos de The Passion) lo atormentan en el recorrido. 

Una gran e impresionante ciudad maya (nunca identificada en la película) es mostrada como un caótico   y agitado centro urbano; azotado por sequías, enfermedad y pobreza. La ciudad se ve movida por el comercio de prisioneros, explotados como albañiles para la construcción de pirámides, o sacrificados y decapitados como ofrenda al dios Ku Kul Khan. Apocalypto tiene el toque gore visto en The Passion. Los sangrientos sacrificios lucen explícitamente violentos, muy reales, que servían más como espectáculo y diversión del pueblo. 

Quizás el fanatismo religioso, incluidas las enfermedades, la hambruna y la sed de expansión, fueron las causas que llevaron a la civilización maya a su hundimiento y misteriosa desaparición. Garra de Jaguar inicia su escape y será perseguido en la jungla, en un segundo acto dirigido y montado con mucho ritmo. Nuestro héroe, a manera de prueba iniciática espiritual, debe sortear una serie de peligros para probar su valentía y fuerza. Aquí vale señalar lo impresionante que lucen las escenas con animales (un jaguar, un simio, una serpiente), en una era en donde lo más fácil hubiera sido crearlos digitalmente. Gibson apuesta por lo auténtico, mostrando animales reales.

Además de huir, Garra de Jaguar debe regresar a su aldea para rescatar a su esposa embarazada, atrapada en una fosa junto a su pequeño hijo. La historia no es nada del otro mundo, pero es entretenida, emocionante y con dosis de humor, a pesar de que Gibson parezca seguir exhibiendo una  obsesión por historias fatalistas. 

No hay duda de que Apocalypto es un filme lleno de valores de producción:  admirable diseño de arte, estupendo vestuario; una hipnótica banda sonora a cargo de James Horner, incluyendo las buenas actuaciones del elenco, dentro de un gran casting en el que se combinaron tanto indígenas mayas como norteamericanos. El final está abierto a toda interpretación. ¿Qué representa para Gibson la llegada de los conquistadores a Mesoamérica: El optimismo religioso de una nueva era, o una llena de más destrucción y muerte?

No hay comentarios:

Páginas vistas en total