domingo, 16 de octubre de 2016

STAR TRECK BEYOND * * * 1/2

LA FRONTERA FINAL Y MÁS ALLÁ.
Zachary Quinto, Sofia Boutella, y Karl Urban.
La tripulación del Enterprise nos lleva, una vez más, en un viaje por el espacio hacia la "frontera final". Es la tercer película de la franquicia, con la que JJ Abrams revivió y dio un nuevo y más espectacular look a la serie de películas de Star Trek. En "Beyond", Abrams ahora únicamente produce (quizás porque estuvo muy ocupado en otro proyecto, que nos llevó el año pasado a una "galaxia muy muy lejana"), dejando el mando de la nave a Justin Lin. Es una decisión que podría parecer extraña, considerando que Lin es un director sacado de la franquicia de Fast & Furious. Extraña, pero no desafortunada. Lin le da a la película considerables dosis de acción, y sobretodo,  velocidad. 

Volvemos a estar acompañados del Capitán Kirk (Chris Pine), Spock (Zachary Quinto), Uhura (Zoe Saldana), Scotty (Simon Pegg), el Dr. "Bones" McCoy (Karl Urban), Chekov (el fallecido Anton Yelchin), y Sulu (John Cho), quien, sutilmente, "sale del clóset" (algo de lo más innecesario, debido a que esto no aporta nada a la historia en lo absoluto, sintiéndose más como un gancho para atraer a cierto sector de la audiencia). Pero Sulu nada más roba nuestra atención por un par de segundos. Si alguien sigue siendo la estrella y la sensación de los trekkies, robándole como siempre el número al más terrenal Kirk, es Spock. Aquí, el personaje, si bien sigue restregándonos en la cara toda su pesada y pedante lógica, con su corte de bacinica y orejas puntiagudas de elfo, evoluciona de forma  sorpresiva. Quinto sigue sabiendo cómo dotarle a Spock de toda la gravedad necesaria; de las complejidades en su personalidad, dividiéndolo entre un ser que sigue bloqueado emocionalmente, y uno que tal vez tenga que volver a ser el héroe del día. Hace que nos quedemos con Spock desde el inicio, quien recibe una noticia triste desde el futuro, de esas que deprimirían a cualquiera, y que uno preferiría mejor no saber. ¿Spock deprimido? Para nada. No está dentro de su lógica el sentir esa muy humana emoción.

Spock tendrá que ser compañero de aventuras de Bones durante la estancia del grupo en otro planeta inhóspito. El vulcano tendrá que dejar de lado su objetividad y lógica otra vez, y sacar a la luz su lado más humano (cabe la posibilidad de que hasta experimente alegría y quizás sonría). El Enterprise llega a dicho planeta luego de un enfrentamiento con un grupo de piratas alienígenas, al recibir un llamado de auxilio para ayudar a una nave, aparentemente amigable, bajo ataque. El USS Enterprise, como siempre, aguantará hasta el final, y muchos trekkies llorarán de verlo hecho pedazos en una batalla casi épica (al ritmo de "Sabotage", de los Bestie Boys). Pero también se llenarán de euforia geeky y alegría, al verlo en todo su esplendor. Hay varias escenas donde la nave luce espectacular, como aquella en la que llega a la Base Yorktown, construída en todas direcciones (incluso hacia arriba y abajo, y que recuerda aquella estación espacial de Interstellar), avanzando a través de un túnel. 

No hay queja de que no haya personajes femeninos fuertes. En su aventura de náufragos por este planeta, mientras Kirk (sigue siendo el clásico vaquero espacial de siempre, siguiendo sus propias reglas) y Checkov exploran el planeta, Scotty se topará con Jaylah (Sofia Boutella), una alienígena sumamente fuerte, habilidosa, y buena peleadora, quien ayudará al grupo a descifrar los planes de los piratas, comandados por Krall (Idris Elba, irreconocible detrás de un escamoso maquillaje, con rostro de reptil). Los villanos se encuentran instalados en ese planeta para encontrar una fuente de energía que active una poderosa bomba. Por supuesto, un motivo suficiente para que la Federación se preocupe. 

Beyond acaba siendo muy visible, entretenida, y palomera. Es la película de aventuras espaciales que quieres ver un domingo por la tarde, llena de "rápida y furiosa" acción. Su pero, es el no tener el mismo impacto ni pedigree que Abrams le inyectó a las dos primeras películas, Star Trek (2009) y Star Trek Into Darkness (2013). Había una más atractiva forma de narrar, con mucho mejores historias, y en especial, mejores villanos. 

Páginas vistas en total