sábado, 24 de enero de 2015

ALBERT NOBBS * * * 1/2


IDENTIDAD SECRETA. Glenn Close y Mia Wasikowska.
Glenn Close repite en Albert Nobbs el trabajo que hizo Off broadway en 1982, precisamente, en la adaptación del libro The Singular Life of Albert Nobbs. Su transformación física es tan impresionante cómo sutil, digna de una actriz de su calibre (nominaciones a Mejor Actriz y Mejor Maquillaje en los Oscares 2012). El rango de expresiones faciales que la actriz despliega en pantalla, pasan frente a nosotros con una naturalidad singular, casi sin mostrar esfuerzo alguno. Con todo y maquillaje, (incluyendo nariz prostética), el trabajo de Glenn Close es una obra maestra. Es lo mejor en la película, incluyendo la notable cinematografía de Michael McDonough, con una exquisita iluminación en casi todas las escenas de interiores. Albert Nobbs es una pequeña, agradable de ver y pasable película de época, bien ambientada, dirigida por Rodrígo García, quien ha convertido a Glenn Close en su actriz de cabecera y musa. La historia habla sobre el lesbianismo durante la era victoriana, en la Irlanda de finales del siglo XIX. Una historia sobre identidad sexual, amor platónico homosexual y el matrimonio entre mujeres, en una época donde esto era inimaginable. Albert Nobbs, (Glenn Close), es una mujer que tuvo que ocultar su verdadera identidad, haciéndose pasar por hombre para poder sobrevivir (siendo su voz quizás lo más difícil de ocultar) y así conseguir trabajo de mayordomo en un hotel de cierto nivel. Su plan es ahorrar, poner una tienda de puros, y lograr independizarse. Mia Wasikowska interpreta a una chica que llega a trabajar al hotel de mucama, y amenaza con desviar de camino a Albert y sus planes. El resto del reparto ofrece excelentes actuaciones, especialmente Janet McTeer, quien está fenomenal como una mujer, quien como Nobbs, ha tenido que hacerse pasar por hombre para poder trabajar y casarse con otra mujer. Brendan Gleeson ofrece una pequeña, pero memorable actuación, como un doctor instalado en el hotel, y Aaron Taylor Johnson está bien como el oportunista que tratará de sacar provecho de Albert. Con todo, y es una lástima que la historia no sea tan arriesgada como debería, sin llevar sus interesantes temas un poco más lejos, pero ¡qué actuación de Glenn Close!

Páginas vistas en total