jueves, 24 de octubre de 2013

MR. MAGORIUM'S WONDER EMPORIUM * * 1/2

Básicamente, es "Charlie and The Chocolate Factory" en una juguetería. Sin embargo, lo primero que viene a la mente al ver Mr. Magorium's Wonder Emporium (2007) es la impresionante juguetería que aparece en Home Alone 2 (1992). Sólo que aquí no es un amable y dulce ancianito el dueño de la tienda, sino un excéntrico Dustin Hoffman, con pelos y cejas de loco, quien interpreta al Magorium del título. Con más de 200 años, Magorium, dueño de una juguetería mágica, que al mismo tiempo es un parque de diversiones (los niños pueden jugar a sus anchas y "sin compromiso" con los juguetes), busca un sustituto. Edward Magorium está cansado, y con toda dignidad acepta el hecho de que ya es hora de abandonar este mundo. Natalie Portman, luciendo corte de pelo pixie, es Molly Mahoney, brazo derecho de Magorium y administradora de la juguetería, la candidata más fuerte para tomar las riendas del emporio. Lo malo, es que tiene otros planes en mente, se encuentra triste y, por alguna razón, está perdiendo la ilusión y espíritu infantil que se necesita para ser el "empleado del mes" en la tienda.

La película no es muy original que digamos. Parece un montón de ideas que tuvieron los productores en una mesa de juntas, pero con muchas dificultades para amalgamarlas en algo encantador y mágico como la juguetería. Zach Helm (escritor de Stranger than Fiction en su primer largometraje) dirige y es autor del guión. Hay buenos efectos especiales, aceptables actuaciones, muchos juguetes para captar la atención de los niños por algunos minutos, pero lo que falta es una historia lo suficientemente buena como para desempolvar a nuestro niño interno. Magorium parece como un hijo incomprendido de Santa Claus. A Dustin Hoffman el personaje simplemente le sirve como un vehículo de lucimiento, para dar rienda suelta a una comicidad que rara vez tiene oportunidad de exhibir. El problema, es que Mr. Magorium no es un personaje tan interesante como Willy Wonka. Jason Bateman es otro personaje en busca de su niño interno, como el contador que llega a la tienda a tratar de poner orden a los papeles de Magorium, mientras que un niño (Zach Mills) con nulo carisma, tiene una pasión casi enfermiza por los sombreros. En resumen, el filme es menos de lo que promete el título. 

LOOK EXPLOSIVO. Dustin Hoffman y Natalie Portman. 

Páginas vistas en total