domingo, 14 de julio de 2013

JESUS HENRY CHRIST * *


¡SUUUBE! Michael Sheen y Toni Collette con sus respectivos retoños. 

Hay algo claro en esta película, dirigida por Dennis Lee (Fireflies in the Garden): la fuente de inspiración en los filmes de Wes Anderson. Aunque esté basada en un cortometraje del mismo Lee, Jesus Henry Christ (2012) es como The Royal Tenenbaums en clave de fábula. Tiene la explosiva paleta colorida de un filme de Anderson, así como la idea principal de poner bajo la lupa una familia disfuncional, y personajes que, simplemente, parecen no encajar con el mundo que les rodea. 

El problema principal -por mas obvio que pueda sonar- es que Lee no es Anderson. El homenaje a su filmografia se agradece, en donde vemos la historia de un niño genio, como tal vez nunca lo ha habido, el Henry del título (Jason Spevack). El filme no tiene el gancho cómico, el humor, la espontaneidad surrealista ni la visión (y claro tampoco a Bill Murray) de Anderson. El elenco es prometedor, como a Toni Collette interpretando a la mamá de Henry (con un extraño caso de pirofobia, cuyo origen podemos ver en una escena graciosa, de las pocas que vale la pena rescatar), quien fue concebido por inseminación artificial, y a Michael Sheen como un psiquiatra y maestro universitario, con sus propios dilemas y problemas con su respectiva hija. 

La película no está a la misma altura. El psiquiatra, quien tiene la obsesiva tarea de retirar de las librerias su primer y único libro, por no estar del todo satisfecho con el mismo, tratará de ayudar a Henry a encontrar a su verdadero padre. El título podrá atrapar por su irreverencia (una frase que grita la mamá durante el parto) e incorrección política, pero el caso es que la película falla en involucrarnos con la historia y los personajes. Personalmente, me costó sentir algo de simpatía por el chico (podrá ser un genio pero adolece de carisma y, a ratos, es algo insufrible). Decir mucho sobre la hija de nuestro psiquiatra, Audrey (Samantha Weinstein), una niña pelirroja que sufre de bullying en la escuela (todos le dicen lesbiana) y la única amiga de Henry, sería estropear la historia contando demasiado. No hay mucha química entre ambos, y es una lástima, ya que de otra forma la película se hubiera salvado un poco. 

Páginas vistas en total