jueves, 16 de febrero de 2012

DA HONG DENG LONG GAO GAO GUA * * * * *


Li Gong.


La ganadora del Oscar  a “Mejor Película en Lengua Extranjera” en 1992, es una de las mejores, y estilísticamente hablando, más mesuradas en la filmografía del realizador chino Zhang Yimou. En el papel principal se encontraba Li Gong ("Curse of the Golden Flower", "2046"), cuando nadie imaginaba que llegaría a convertirse en una actriz de talla internacional. La trama tiene lugar completamente en la gigantesca y palaciega propiedad de un hombre acaudalado, del cual jamás vemos a detalle su rostro y lo conocemos tan sólo como “El Amo” (Jingwu Ma). Nunca se le dedica un close-up y, gradualmente, lo que vamos conociendo de él es, primero, su voz y luego, de manera sugerida, su apariencia, siempre en long-shots de las habitaciones de sus 3 esposas. No hay tampoco algo que nos diga la fecha exacta donde se ambiente la historia, pero por algunos peinados y detalles del diseño de producción (austero, eso sí, pero muy logrado) se puede deducir que es en los años 1920. Ahí llegará Songlian (Li Gong), una estudiante universitaria, para convertirse en la esposa número 4 del hombre,
forzada por su familia. Cada esposa tiene su propia habitación, así como su propia sirvienta, y cada atardecer empieza el ritual de colgar una linterna roja en la habitación de la mujer con quien el amo pasará la noche.

La llegada de Songlian vendrá a sacudir la aparente calma con la que viven las otras tres mujeres. Todas se llaman entre sí por sus números. La chica nueva llevará una relación ambigua, de amor-odio, con la esposa número 3, Meishan (Saifei He), una ex cantante de ópera que no tardará en expresar sus celos y resentimientos, fingiendo estar enferma cada mañana o cantando en alguna de las azoteas. En ese sentido, el personaje de Songlian, debajo de su aparente facha inocente, vulnerable, de culta y preparada estudiante, esconde sentimientos más obscuros y vengativos. Su lado obscuro será evidente en las rencillas que tendrá con una de las sirvientas, o cuando tenga con la esposa número 2 (Cuifen Cao) un arranque de ira impredecible. Mientras, la esposa número 1 (Shuyuan Jin), la de más edad, será como la voz de la razón ante las rivalidades y problemas. Esta es la más seria y madura, además de ser quien conoce las “reglas”, castigos y “tradiciones” que se tienen en la casa.

La película (Da hong deng long gao gao gua, su título original) está basada en la novela escrita por Su Tong. La  trama puede lucir sencilla, pero esconde una complejidad psicológica mucho mayor en su cuadro de personajes,  así como en la interacción entre ellos. Se va revelando una torturante historia de amargura contenida, que al mismo tiempo puede servir como denuncia hacia una tradición machista, en la que las mujeres viven una especie de encarcelamiento, no nada más físico, sino emocional. A pesar de poder recibir visitas y de llevar una vida de lujos, las esposas no pueden salir sin el consentimiento del “amo”. La única mujer que se aventura a salir pagará muy caro las consecuencias. Entre sus virtudes, la película cuenta igualmente con una bella dirección fotográfica, que sabe capturar la cálida luz de las linternas y combinarla con la luz natural, al igual que magníficas actuaciones. Y la actuación de Li Gong, es de las mejores en su carrera.       

martes, 14 de febrero de 2012

ROMANZO CRIMINALE * * * 1/2


Tres amigos forman una peligrosa banda criminal
en la Italia de los 1970.

Esta es la clase de historia que bien pudo haber dirigido Martin Scorsese en los 1970, época en la que está ambientada la película. Narra el origen de una peligrosa banda criminal en Italia, encabezada por 3 amigos. Durante su niñez roban un auto y así comienzan una ambiciosa carrera criminal, en la que se verán a sí mismos ascender al poder de manera muy rápida. La narración de la película es así, rápida, algo impulsiva, sin detenerse mucho en explicaciones o detalles. Por ejemplo, su primer gran crimen, el secuestro de un hombre, se resuelve tal vez demasiado rápido. Se pasa por alto la negociación y el pago del rescate es demasiado sencillo. Con este dinero, nuestros protagonistas: Libano (Pierfrancesco Pavino), Dandi (Claudio Santamaria) y, el que lleva la mayor carga dramática, Freddo (Kim Rossi Stuart), jefes consumados de una gran banda de mafiosos, se lanzarán a invertir dicho dinero en negocios sucios, tráfico de drogas y todo lo imaginable, borrando del mapa a los principales capos y ganándose enemigos por doquier.
Tal vez esta narración demasiado apresurada en ocasiones, se deba a que existe una versión extendida de la película. La versión comercial dura 2 horas y media, mientras que la extendida (que no he visto) dura cerca de 3 horas. Será mejor darle el beneficio de la duda al filme en cuanto a la narración. Aunque tiene  2 o 3 problemas más, la película es entretenida, un relato de policías y gángsters al viejo estilo de las novelas pulp y hard boiled, con todo y detective de policía (Steffano Acorsi) involucrado con la femme fatale de rigor (la francesa Anna Mouglalis, en un personaje que, según se cuenta, iba interpretar originalmente Paz Vega). Aunque ambos son fuertes presencias en pantalla, encontré a Steffano Acorsi sobreactuado y a Anna Mouglalis con una actuación monótona, al menos, en la manera de decir sus diálogos. Tengo duda si fue doblada por una actriz italiana o es ella hablando en italiano. Me inclino por lo primero.
El realizador es Michele Placido, con una historia basada en la novela de Giancarlo de Cataldo. La mezcla de ficción con realidad tiene algo de problemas también, ya que nunca encuentran un punto de integración. Paralelo a la historia de los tres jóvenes mafiosos, se van narrando hechos relevantes en la historia mundial (el secuestro de Aldo Moro, el atentado al Papa Juan Pablo II, la caída del Muro de Berlín) ¿Pero con qué propósito? Con el secuestro de Aldo Moro, los realizadores intentaron encontrar un punto de conexión entre la historia ficticia y la real, pero el  resto no tiene mucho sentido, más que para servir de adorno y simple trasfondo histórico.  Lo peor, es que pueden pasar lo años, pero los personajes jamás parecen envejecer. En general, es una película visible, con todo y sus defectos, convencional, que mantiene vigente la vieja premisa de las historias de mafiosos: abandonar el mundo del crimen, por amor o lo que sea, es imposible.   


Páginas vistas en total