viernes, 23 de noviembre de 2007

EN CARTELERA: THE KINGDOM * * 1/2

De principio a fin se nota que The Kingdom (E.U., 2007) es un proyecto dirigido a distancia por Michael Mann, en el que vuelve a explorar los alcances del formato digital de alta definición. Mientras, el actor, productor, guionista y realizador (en apenas su segundo largometraje) Peter Berg, parece seguir instrucciones precisas para lograr un intenso thriller con un claro mensaje hipocritón de fraternidad y trabajo en equipo, entre dos corporaciones policiacas, el FBI por parte de los E.U., y la cuerpo policiaco de élite de los Emiratos Árabes Unidos.

Los primeros minutos de The Kingdom, muestran a Berg como una especie de alumno aventajado de Mann, al situarnos en una intensa secuencia magistralmente ejecutada, con un doble atentado con coches bomba en un vecindario estadounidenses en Arabia Saudita. El responsable es un grupo terrorista (como hermano de Al Quaeda), y luego vendrá una persecución para atrapar a los sospechosos, iniciándose una investigación que indagará entre la misma policia árabe.

El FBI envía a un equipo especial a investigar el caso y tratar de capturar a los responsables, encabezado por el agente Ronald Fleury (Jamie Foxx, en su tercera colaboración con Mann), y conformado por un experto en bombas (Chris Cooper), una investigadora forense (Jennifer Garner) y un sarcástico agente (Jason Bateman), que chocará con los métodos de sus colegas árabes y sus protocolos, quienes al parecer no saben cómo manejar una investigación de esta magnitud y necesitan que los más expertos, poderosos, listos, simpáticos, inteligentes y algo rebeldes norteamericanos les den una lección de su metódico profesionalismo metódico.

Siendo producido por Mann, especialista en thrillers adrenalínicos, lo normal es tener aquí un espectacular thriller, con escenas logradas como aquella de la emboscada en la carretera, que seguirá en el enfrentamiento en un barrio para dar con los terroristas. Sin embargo, las verdaderas intenciones de Berg y su guionista Matthew Michael Carnahan, no son más que mostrar el eterno y repelente discurso de superioridad en fuerza e inteligencia estadounidense, ante un país como Arabía Saudita, que es mostrado aquí como de tercer mundo, cuando en realidad es un país desarrollado y con un fuerte poder económico. Pero claro, eso no interesa mucho a Berg y a Carnahan, que también intentan humanizar a los policias en las figuras de sus dos jefes, Ronald y su similar árabe, el ingenuo coronel Faris (buena actuación de Ashraf Barhom), ambos padres de familia, quienes descubren muchas cosas en común entre ellos, y cuya tranquila vida familiar se desequilibra con la violencia del terrorismo.

Una atractiva secuencia de créditos inicial, nos hace un rápido y preciso recorrido por la eterna guerra del petróleo, el oro negro de ese “reino” del título, pero en The Kingdom estamos lejos de ver un buen filme de suspenso político al estilo de Syriana (Stephen Gaghan, 2005). En realidad, no estamos más que ante una película que sigue explotando la paranoia del terrorismo, con buenas escenas de acción, sí, pero el terrorismo no es más que un simple pretexto para desarrollar una trama de claro regusto imperialista.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total