viernes, 21 de septiembre de 2007

300 * * * 1/2

¿¿¿ASÍ O MÁS GRITÓN ZACK??? Gerard Butler como el rey Leonidas.

Antes de ver 300 (E.U., 2006), última proeza digital entregada por Hollywood, le recomiendo revisar The 300 Spartans (Maté, 1962), filme no muy logrado que rescataba la histórica batalla del desfiladero de las Termópilas, ocurrida el año 480 a.C., en la que se narraba la histórica contienda entre un pequeño ejército de 300 espartanos, con mucha fuerza patriótica y liderados por el rey Leonidas, contra el numeroso ejército persa, comandado por el invasor rey Jerjes.

300, dirigida por Zack Snyder (responsable del gran remake de Dawn of the Dead/2004), es una adaptación del cómic de Frank Miller (autor de la novela gráfica Sin City), una muy fantasiosa revisión de la batalla de las Termópilas, que intenta hacer una copia visualmente fiel del cómic, recreando todos los escenarios digitalmente con la técnica de las pantallas verdes, frente a las cuales los actores desempeñan sus papeles siguiendo indicaciones precisas.

El cómic de Miller es una obra pequeña que se lee rápidamente, de enormes viñetas y escasos diálogos, que hacen del mismo una historia corta y simple. El filme narra el relato del cómic a través de un impactante estilo visual, dando forma a un entretenimiento palomero y descerebrado, que se regocija en una violencia sádica y sangrienta.

Sin embargo, es tal el trabajo visual alcanzado por Snyder, la agilidad de su cámara para capturar los movimientos de sus destapados y musculosos soldados espartanos en batalla, su perfecta traducción del cómic a la pantalla y sus magníficos efectos especiales, que aquellos excesos pasan a segundo plano, en una película en la que todo lo que vemos, con excepción de los actores, está generado digitalmente.

Si bien Snyder quiso seguir al pie de la letra el cómic de Miller (que no es lo mejor de su obra, junto a Batman Dark Night o Sin City), hay momentos en que quiere emular el estilo visual del Peter Jackson y su trilogía de Lord of the Rings (de un momento a otro parece que llegarán los elfos para ayudar a Leonidas, interpretado por un gritón Gerard Butler), luchando contra algunos mutantes cuales émulos de los trolls, o esos elefantes gigantes persas que recuerdan a los Olifantes de Tolkien.

No esperemos ver intrigantes conflagraciones políticas, algún personaje más o menos interesante, o un detalle argumental rescatable. 300 es tan sólo una aventura digital, entre lo fantástico y lo histórico, que nunca nos deja despegar el ojo de la pantalla.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total