lunes, 17 de septiembre de 2007

CINE INÉDITO: THE ZODIAC * * *

“Y espero que algún día hagan una buena película sobre mí.”, es la frase que cierra The Zodiac (E.U., 2005), palabras orgullosas, cínicas y grandilocuentes, con las que el multiasesino finalizó su última carta de la que se tiene noticia, en 1978. Por alguna razón, este filme (que evidentemente sirvió de base a David Fincher para realizar su versión recientemente estrenada) sobre el caso del asesino en serie de San Francisco, sólo ha tenido exhibiciones en festivales de Alemania, un pequeño estreno en E.U. y comercialmente ha circulado en DVD.

Estamos ante una versión muy libre sobre las pesquisas para dar con el asesino del “Zodiaco”, dirigida por un tal Alexander Bukley (autor también del guión). Los personajes y sus nombres se han cambiado, y a diferencia del filme de Fincher, la película de Bukley no está basada en el libro de Robert Graysmith, desarrollándose toda la trama nada más en el año 1969, centrada en el personaje del inspector de policia, Matt Parish (Justin Chambers), y su pequeño hijo, Johnny (Rury Culkin).

La película es, más que nada, un thriller policiaco con arranques de melodrama familiar, que cuenta cómo la obsesión de Matt por atrapar al “Zodiaco”, quien se encuentra matando a diestra y siniestra a parejitas calenturientas dentro de sus autos, amenaza con derrumbar la relación con su esposa (Robin Tunney) y alejarlo de su hijo, un triste niño de 14 años, que de pronto se sentirá fascinado por el caso del Zodiaco y querrá ayudar a su padre, descubriendo el solito conexiones entre la Astrología y el modus operandi del asesino serial.

El trabajo de Bukley no hubiera estado tan mal, de no ser por lo plano de su guión. Hay que darle crédito por su decorosa puesta en imágenes (intercalando imágenes de archivo históricas para ambientar la cinta), su buen manejo del sonido y la muy atractiva fotografía nocturna de Denis Maloney, sin dejar de lado la intrigante banda sonora de Michael Suby.

Los problemas de The Zodiac, radican en lo mal que acaban resueltos varios hilos argumentales, por ejemplo, la fascinación que Johnny desarrolla por los códigos secretos del “Zodiaco”, sus investigaciones astrológicas y –algo aparte- el inocente noviazgo que empieza con su amiga, se quedan a la mitad, sin saber al final qué pasó con todos estos asuntos. Matt pagará cara su obsesión, pero ¿qué fue de él y su matrimonio?

Con todo, The Zodiac es un filme que se puede ver y no estaría mal que le echara un vistazo antes de enfrentarse al más elaborado y complejo filme de Fincher.

++ El actor Philip Baker Hall, quien en la película de David Fincher interpreta el pequeño papel de un grafólogo, en The Zodiac actúa como el jefe de policia que dirige a Matt en la investigación.

++ En España no está disponible el DVD hasta el momento.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total