martes, 18 de diciembre de 2007

CLÁSICOS DE CLÁSICOS: A BUSY DAY * * *

Este corto dirigido por Chaplin para la Keystone en 1914, es muy parecido a Kid Auto Races at Venice (del mismo año), en el que Charlot irrumpía en unas carreras para coches de madera conducidos por niños. La diferencia es que en A Busy Day, el corto no gira en torno a un mismo gag, como en Kid Auto Races, es decir, lo chistoso que resulta Chaplin molestando a un director de cine (nada menos que Mack Sennet) que intenta filmar las carreritas, mientras Charlot se cruza frente a la cámara, haciendo rabiar al director hasta casi llegar a los golpes. En Kid Auto Races todo parecía ser improvisado (como si se tratara de un programa moderno de “cámara escondida”), con Chaplin impidiendo que se llevara a cabo la filmación de las carreras.

A Busy Day no trataba nada más de eso, y lo hilarante era que aquí Chaplin se disfrazaba de mujer por primera vez, para interpretar a la esposa celosa de un hombre coqueto (Mack Swain). La acción tiene lugar frente a un desfile real, llevado a cabo en California, y lo curioso es que a todo el reparto de la Keystone se le encargó ir a escenificar esta comedia en medio de este acontecimiento real. Los resultados, aunque disparejos, son sumamente chistosos.

La esposa celosa empieza a molestar a un director de cine, que se encuentra filmando el desfile (Mack Sennett de nuevo, además directivo de la Keystone), y por supuesto, empieza la pelea entre éste, la esposa y un policia que entra a escena. Mientras, el esposo se encuentra ligando a una atractiva chica.

Al final, todo este experimento fílmico se descarriaba con la caída de Chaplin al agua en la playa, pero en su cortísima duración (tan sólo 6 minutos), los que acababan divirtiéndose más era la gente común y curiosa, al igual que los miembros de una banda musical, frente a la que Chaplin se puso a pelear con el policía. Al final, quedaba una simple pieza curiosa, montada sin mucho cuidado, donde lo más rescatable era ver a Chaplin travestido, un hecho de antología en su carrera, haciendo dramas frente a la cámara, lloriqueos, berrinches y demás gestos graciosos.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total