lunes, 8 de octubre de 2007

TARZAN * * * 1/2


YO TARZÁN, TÚ JANE. El clásico de Edgar Rice Burroughs
en su primera versión animada por la Disney. 
Disney cerró el siglo XX con una adaptación animada, bastante libre, del relato de Tarzan of the Apes, novela escrita por Edgar Rice Borroughs, que pasó sin pena ni gloria por la cartelera comercial. Tarzan (E.U.,1999), con todo y tener la impecable manufactura visual acostumbrada en la Disney, una magnífica colaboración musical de Phil Collins con varias canciones (cantada incluso en español por el británico en la versión para Latinoamérica) y un casting de voces aceptable, no causó el impacto deseado por los realizadores.

Dirigida por Chris Buck y Kevin Lima, el primero realizador de la reciente Surf’s Up (2007) y animador en producciones como The Little Mermaid (1989) y Pocahontas (1995), y el segundo con menos experiencia en el medio (nada más ha sido animador en The Little Mermaid y dirigió 102 Dalmatians/2000), este filme animado de Tarzan se toma demasiadas licencias respecto a la historia original, aunque la verdad sea dicha, no son tan graves. Por ejemplo, el Tarzán versión Disney, nunca verá la civilización como en la novela de Borroughs, y además no será criado de bebé por un grupo de chimpancés, sino de gorilas, luego de extraviarse en una expedición donde perecen sus padres. Por lo tanto, tampoco esperemos ver a Cheeta, la inseparable chimpancé de Tarzán.

Tarzán (voz de Tony Godlwyn) verá interrumpida su salvaje y gorilesca vida, en el grupo liderado por el rey gorila, Kerchak (voz de Lance Henriksen), acompañado por su madre adoptiva Kala (voz de Glenn Close), cuando conozca a Jane (voz de Minnie Driver), la guapa hija del expedicionario y profesor Arquímedes Porter (voz de Nigel Hawthorne), acompañados por el temible cazador Clayton (voz de Brian Blessed), quienes buscan gorilas, el primero para estudiarlos, el segundo para cazarlos. Por supuesto, esto representará un gran desequilibrio, tanto físico como emocional, para el simiesco Tarzán, ya que por primera vez en su vida verá a un ser humano, que camina erguido y está vestido, descubriendo que no es muy diferente a ellos. Claro, Tarzán también conocerá el sentimiento romántico al encontrarse con Jane.

Estamos ante una adaptación dirigida al público infantil, asimilada, sencilla y con mensaje ecológico incluido: el hombre es el principal depredador de la naturaleza y que los gorilas están en peligro por su caza excesiva en África (quizás de ahí el cambio de chimpancés a gorilas), mensajes bienvenidos en un filme infantil. Además, me atrevería a decir que este Tarzán animado, con sus vertiginosas rutinas voladoras colgado en lianas, fueron el principal antecedente y fuente de inspiración para el Spiderman, de Sam Reimi, estrenado el 2002.

Como sea, la película es entretenida para un público no muy exigente, su técnica de animación es buena, aunque siento que el guión pudo haber estado mejor, que incluye la infaltable pareja “cómica” disneyana: un elefante y una gorila, además de que se pudo haber sacado más partido al personaje de Tarzán. Tal vez por ello el filme acaba siendo de lo más olvidable.


No hay comentarios:

Páginas vistas en total