martes, 4 de septiembre de 2007

EN CARTELERA: NEXT * * 1/2

A estas alturas, parece que ya cada película protagonizada por Nicolas Cage será un verdadero fracaso. Tome por ejemplo Ghost Rider (Johnson, 2007), en el que encarnó a una especie de superhéroe fantasmal, montado en motocicleta. Para fortuna de Nicolas Cage, su reciente película, El Vidente (Next, E.U., 2007), está por encima de aquella adaptación que se hizo del cómic Ghost Rider, un filme de suspenso entretenido, de nulas ambiciones pero funcional, de corta duración (poco más de hora y media) y no nos pide rompernos la cabeza para pasar un buen rato.

Basada en la novela The Golden Man, escrita por Philip K. Dick, y dirigida por el ahora hollywoodizado realizador neozelandés Lee Tamahori, Next es el típico relato de ciencia ficción con acción y persecuciones del escritor de culto, más cercana a la palomera Paycheck (Woo, 2003), adaptación de un relato corto de K. Dick, que a otras adaptaciones de su obra más interesantes y apegadas a un cine más artístico, como Blade Runner (Scott, 1982) o Minority Report (Spielberg, 2002).

La trama gira en torno a un ilusionista de segunda que trabaja en shows de mediana categoría en las Vegas, Cris Johnson (Nicolas Cage), el cual tiene la facultad de ver lo que sucederá minutos después en el futuro. Aunque es evidente que Cris desea usar su don para hacer el bien (como evitar un asalto en un casino), o ensayar estrategias para conquistar a una guapa chica en un restaurante (Jessica Biel), el caso es que esta capacidad psíquica le traerá más problemas que satisfacciones, cuando se entere que el FBI está persiguiéndolo por creerlo responsable de un homicidio en un casino. Además, una agente del FBI (Julianne Moore) quiere usarlo para que a través de sus visiones le diga todos los pormenores de un atentado terrorista, que ocurrirá en un punto indeterminado de Los Ángeles, planeado por un grupo de terroristas europeos que también se encuentran tras los pasos de Cris.

Para ser dirigida por Tamahori, responsable de buenas películas de acción como Die Another Day (2002) o XXX: State of the Union (2005), en El Vidente no habrá tanta acción como uno tal vez quisiera, excepto por un par de escenas logradas, como aquella de la avalancha de troncos y rocas, o la parte climática final, en la que sin mayor explicación de por medio, vemos cómo Cris adquiere una capacidad de auto clonarse (que creo ni él mismo sabía que tenía).

Tamahori está más concentrado en la narración de una trama que, si bien no es más que un thriller policiaco de fin de semana, presumirá de alguna complejidad en sus vueltas de tuerca sorpresivas. Vamos, que hasta veremos un homenaje sin mucho sentido a La Naranja Mecánica, cuando a Cris le habrán los ojos para intentar sacarle datos del futuro, como sucedía con el Alex de aquella obra maestra de Kubrick.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total