jueves, 6 de septiembre de 2007

DVD: PULSE * 1/2




Kristen Bell.

Ante la total falta de imaginación de Hollywood dentro del cada vez más desgastado género del terror, se siguen haciendo refritos de películas orientales. Pulse (E.U., 2006), es el “remake” de "Kairo" (2001), del realizador japonés Kiyoshi Kurosawa. Originalmente contemplada para ser dirigida por Wes Craven (autor del guión junto a un tal Ray Wright), en realidad, hay poco que recuerde al viejo Craven en esta película, si acaso, sus espeluznantes toques de horror juvenil. La dirección del proyecto cayó en manos del no menos desconocido Jim Sonzero, que al final resulta un fallido intento por trasladar la premisa de la cinta de Kurosawa al mundo occidental.

Algo que de entrada se nota (cosa que puso a temblar a Bob y a Harvey Weinstein, productores ejecutivos), es cómo la gris y fría estética de "The Ring" (versiones Hollywood, claro) parece haber sido la inspiración de Sonzero y Mark Plummer, su cinefotógrafo. Pulse nos remite de inmediato a The Ring, en una hueca trama que desaprovecha la idea y mensaje de la versión original. Unos estudiantes se encuentran consternados por el misterioso suicidio de uno de sus compañeros, un hacker que acabó convertido en zombie, luego de que su energía fuera absorbida, por un ente que anda al acecho de todo desprevenido. Mattie (Kristen Bell), su amiga y estudiante de psicología, única testigo del suicidio, tratará de investigar qué fue lo que pasó al ver que el ordenador del chico desapareció, el único objeto que podría aportar pruebas sobre la muerte del hacker. La máquina fue a parar a manos de un joven cualquiera, sin oficio ni beneficio.

Si hay algo que permanece más o menos intacto en Pulse, es el intento de recrear la inquietante alegoría del filme de Kurosawa, cómo las nuevas tecnologías de la comunicación (teléfonos célulares, internet, chat, y ahora IPods, etc.) se encuentran absorbiendo la esencia de los seres humanos, convirtiéndolos en una suerte de zombies, sin un vestigio de alma. El grave problema de Pulse, es que sus realizadores no han sabido qué hacer con los elementos de la trama original, literalmente dejándolos abandonados en este escenario. No creo que Craven y Wright se hayan puesto muy de acuerdo en qué harían realmente con la historia y cómo manejarían a los personajes. Además, Kurosawa no necesitaba en su filme hacer alardes con los efectos especiales, mientras que Pulse depende casi totalmente de ellos, que de hecho, no son nada del otro mundo.
Cabos sueltos y un sitio web, con los vídeos de unos suicidas sin venir al caso en la historia, son otros tantos problemas de este inútil e innecesario remake.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total