viernes, 17 de agosto de 2007

EN CARTELERA: WHITE NOISE 2: THE LIGHT * * 1/2

Cuando noté el estreno de White Noise 2: La Luz (E.U.- Canadá, 2007), apenas y podía creer que fuera una secuela de la desafortunada y muy aburrida película protagonizada por Michael Keaton, White Noise (2005), sobre un deprimido padre de familia, que de pronto descubría que podía comunicarse con su esposa fallecida, a través de la televisión sin señal de canal alguno. Una atractiva idea argumental, que se fue al traste por una historia sin el más mínimo interés.

Mi sorpresa no nada más se quedó ahí, al ver que esta segunda parte no tiene nada que ver con la anterior película. Los productores, ante el desastre cometido hace 2 años, decidieron hacer borrón y cuenta nueva, para realizar un filme de terror paranormal sin complicaciones, entretenido y mil veces mejor que su predecesora.

Dirigida por el editor, guionista, productor y realizador Patrick Lussier, he aquí nuevamente a un padre de familia, Abe Dale (Nathan Fillon), atormentado por la muerte de su esposa y su pequeño hijo, asesinados a sangre fría por un loco sin razón aparente. Sin embargo, luego de un intento de suicidio para reencontrarse con su familia en el “más allá”, Abe regresa de su experiencia con el otro mundo dotado de habilidades psíquicas, que le permiten ver una luz misteriosa en las personas próximas a morir.

Esta capacidad comenzará a traerle muchos problemas, cuando empiece a salvar a todos los desafortunados a su alcance, dándose cuenta más tarde que fuerzas obscuras querrán cobrarle el favor, posesionándose de estos sobrevivientes cumpliendo una antigua y misteriosa profecía.

Es verdad que todo el asunto no suena muy original, pero acaba funcionando, ya que Lussier sabe manejar con mucha eficacia todos los convencionalismos del género. White Noise 2 es una cinta palomera de suspenso con momentos inquietantes, como aquellos de la posesión infernal de los sobrevivientes (“Mejor no me hubieras salvado”, dirá uno de ellos a Abe).

Entre los aspectos negativos del filme, en primer lugar, está la clara influencia del cine de terror oriental, presente en ya prácticamente todo el cine norteamericano del género, y White Noise 2 no será la excepción, aparte de ciertos desplantes visuales innecesarios desde el inicio.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total