miércoles, 15 de julio de 2009

Y...¿CÓMO LE PONEMOS?

"¡¡¡Callá esas campanas boludo, callálas!!! ¡¡¡Me tenés podrido, me tenés podrido!!!"







En esta semana de escasos estrenos internacionales (la semana pasada nos adelantamos comentando el título en español de Harry Potter and the Half-blood Prince), y siendo que Parlami d’amore, película de Silvio Muccino, ha quedado bien títulada como “Háblame de amor”, no estaría mal dedicar el texto de esta semana a títulos de películas españolas en el extranjero.

Y…¿cómo le pusieron?

Si no me gustó mucho Trece Campanadas, del gallego Xavier Villaverde, menos me gustó el título que se le puso en Estados Unidos: "13 Curses" o “13 Maldiciones”, como se traduciría el título en inglés. Siento que desvirtúa mucho el título original, que se refiere a las campanadas que se escuchan poco antes de que Mateo, el violento escultor y padre de Jacobo, muere asesinado. Es verdad, a raíz de este hecho, la madre de Jacobo pierde la razón completamente y él queda emocionalmente marcado para siempre, pero el titulo 13 Curses tiene poco o nada que ver con lo que se nos muestra en la historia. Me gustó más el título internacional: "Thirteen Chimes", una buena traducción.

Por el contrario, las películas de Alejandro Amenábar han gozado de buenos títulos en inglés. Por ejemplo, un buen título fue el que se le puso a Tésis tanto en Estados Unidos como en Inglaterra, "Thesis". En Suecia fue simplonamente titulada "Snuff-Movie". Una de sus películas más populares, Abre los Ojos, fue bien titulada “Open your Eyes”. En italiano su título fue “Apri gli occhi” y en francés “Ouvre les yeux”. Hubo otro título internacional en inglés que no me gustó mucho “Permanent Midnight”, que no prosperó.

El conmovedor melodrama ambientado en la guerra civil española, “La Lengua de las Mariposas”, de José Luis Cuerda, se tituló en inglés correctamente “Butterfly’s tongue”. Hubo otro título que simplemente era “Butterfly”. Soldados de Salamina, dirigida por David Trueba, fue titulada internacionalmente en inglés “Soldiers of Salamina”, aunque para su estreno en televisión en Australia fue titulada “Salamina Soldiers”. Ambos muy buenos títulos, aunque varía un poco el sentido entre uno y otro.

Por último, comentar un par de filmes de Guillermo del Toro, admirado y querido en España. Cronos, su primer éxito internacional, conservó intacto su titulo en Estados Unidos y muchos otros países, aunque también se llegó a utilizar la opción de “Chronos”, prefijo griego usado en inglés para el mismo vocablo, que significa “tiempos”. El Espinazo del diablo, primera película de Guillermo del Toro filmada en España, tiene un buen título en inglés, “The Devil’s Backbone”, traducción exacta del título original.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total