miércoles, 2 de enero de 2008

CINE ANIMADO: THE INCREDIBLES * * * *

Luego de que la Pixar se consolidara con las exitosas Toy Story (1995) y su secuela en Toy Story 2 (1999), a A Bug’s Life (1998), Monsters, Inc. (2001) y Finding Nemo (2003), los juguetes, insectos, monstruos y las aventuras de peces en las profundidades del mar fueron dejados de lado por un momento en The Incredibles (E.U., 2004), relato fantástico sobre una familia de superhéroes, encabezada por un paterfamilias al que los años, el agobio de la rutina y cierto desencanto, le hicieron colgar su traje de superhéroe y dedicarse de tiempo completo a su familia.

La película fue el primer largometraje animado en 3D del realizador Brad Bird, así como su primer trabajo para la Pixar, luego de su éxito con The Iron Giant (1999), un magnífico relato animado de ciencia ficción, sobre la amistad que surge entre un niño y un robot gigante, que mezclaba animación tradicional con un poco de trabajo digital, y de haberse fogueado dirigiendo y produciendo varios episodios de The Simpsons. Su último trabajo (y obra maestra, por cierto) es Ratatouille (2007), fuerte candidata a llevarse el Oscar este 2008 como Mejor Filme Animado.

De hecho The Incredibles fue ganadora del Oscar en ese rubro el 2005, al igual que por Mejor Edición de Sonido, y obtuvo una nominación a Mejor Guión y Mejor Mezcla de Sonido. The Incredibles es un filme de corte visual retro, ya que, aunque no se especifica, es evidente que la película se ambienta en los 1960. Años antes, vemos el esplendor de Bob Parr (voz de Craig T. Nelson), el padre en cuestión, luchando contra el mal en una urbe como extraída de algún cómic de la Marvel. Un niño fanático de Bob, disfrazado como él y copiando sus poses, siempre se encuentra tras él, tratando de ser su ayudante (personaje determinante en un giro sorpresa posterior), hasta que una atractiva mujer elástica, Helen “la Chica Elástica” (voz de Holly Hunter) robará la atención del poderoso Bob, se enamorarán, formarán una familia y criarán a Dash (voz de Spencer Fox) un niño capaz de correr a gran velocidad, Violet (voz de Sarah Vowell), una chica capaz de volverse invisible, y un bebé al que todavía falta descubrirle sus dones ocultos.

Subido de peso, algo calvo y aburrido de su empleo en una compañía de seguros, Bob verá la oportunidad de renunciar y rescatar las antiguas emociones de su antigua labor de superhéroe, aceptando la misión que un misterioso personaje le encomienda. Bob desempolvará y arreglará su traje para ir a cumplir con el deber, lo malo es que todo será una trampa puesta por un villano megalomaniáco, Syndrome (voz de Jason Lee), que atrapará a Bob en su guarida instalada en una isla. Los demás miembros de la familia irán a rescatarlo, descubriéndose a sí mismos como un nuevo equipo de superhéroes en su lucha contra Syndrome, ayudados por un amigo de la familia, un superhéroe “de color” (una gran audacia, ya que ¿cuántos superhéroes negros conocemos?), Frozone (voz de Samuel L. Jackson), capaz de producir hielo y formar toboganes para desplazarse.

Está por demás decir que, tratándose de la Pixar, la técnica de animación es impactante. La escena del clímax final es impresionante, en una historia divertida que sigue la máxima de la productora de contar estupendas historias con personajes bien estructurados, sin sacrificar por ello su simpatía y complejidad, combinándolo con una magnífica manufactura visual.

El mensaje de unión familiar será el que prevalezca en el filme, demostrando los Parr que juntos sus poderes funcionan mejor que separados. La idea argumental de Bird es fusionar el argumento de un sitcom familiar con una típica historia de cómic de superhéroes, todo en un tono paródico brillante. El filme tiene sus momentos cómicos, en la manera cómo la familia Parr debe tratar de lidiar, día a día, con sus poderes e intentar funcionar como una familia normal. Aunque si algo demuestran los Parr, es que no son una familia muy “hogareña”, sino que funcionan mejor allá afuera, luchando contra los villanos. A final de cuentas ¿qué es una familia “normal”?

1 comentario:

Liliana dijo...

Hola Álex, felicitaciones por tu sitio. Me pasaré por aquí con mayor frecuencia. Agradezco tu paso por Kinephilos

Páginas vistas en total