sábado, 27 de octubre de 2007

EN CARTELERA: THE INVASION * * 1/2

Del seminal filme Invasion of the Body Snatchers (Don Siegel, 1956) se han hecho una cantidad considerable de remakes, algunos que no son más que pequeñas variaciones sobre la misma trama, basada en una serie episódica publicada en la revista “Collier” por Jack Finney, adaptada por los guionistas Daniel Mainwaring y Richard Collins. Así, tenemos Invasion of the Body Snatchers (Philip Kaufman, 1978), Body Snatchers (Abel Ferrara, 1993), y recuerdo también el filme británico-estadounidense Village of the Damned (Wolf Rilla, 1960), que a su vez tuvo su remake en manos de John Carpenter, con el filme homónimo, producido en 1995, que narraba cómo un grupo de niños de cabello blanco y ojos luminosos, todos ellos nacidos el mismo día y a la misma hora, tenían poderes sobrenaturales, capaces de aniquilar a todos los adultos que les estorbaran en su camino.

The Invasion (Oliver Hirschbiegel, 2007), no es más que la enésima reelaboración del mismo cuento, que llegó a la cartelera para no hacer daño ni cosquillas a nadie, mucho menos a los fanáticos de la cinta original de Siegel. La “nueva” The Invasión, será apta para quienes posean la suficiente curiosidad para aguantar los planos y algo aburridos noventa y tantos minutos de película, y tenga muchas ganas de saber cuál es ahora el pretexto para que el virus extraterrestre convierta en zombies autómatas, sin sentimientos y emociones, a todo ser humano con mala suerte.

El mensaje es optimista y bienintencionado: aquí las personas deberán luchar, no tanto contra la amenaza extraterrestre, que ha llegado a la Tierra en los restos de un transbordador espacial, accidentado en plena orbita, sino contra un posible futuro sin sentimientos o emoción alguna. En el pequeño discurso que el doctor (interpretado por Daniel Craig) le dirá a su muy guapa amiga psiquiatra (Nicole Kidman, cumpliendo lo mejor que puede) en una escena clave de la película, el ser humano está más seguro sin emociones que le afecten o entorpezcan su estancia en este mundo.

La psiquiatra en cuestión, es una madre abnegada, capaz de proteger a su hijo en cuerpo y alma para que no se contagie del virus (el niño es quizás el único humano con una posible cura), que ya ha entrado en el cuerpo de su ex marido (Jeremy Northam). Por ello, deberá huir junto a Ben Driscoll, el médico, asesorados por un investigador (Jeffrey Wright) para no ser las próximas víctimas.
La versión del germano Hirschbiegel y su guionista Dave Kajganich, tiene un evidente trasfondo político, ambientando la historia en Washington (con una pequeña, pero elocuente escena, durante una cena en la embajada rusa), demostrando una aceptable capacidad para crear un estado de paranoia citadina, así como un par de escenas de acción bien dirigidas y conseguir que el reparto luzca convincente. Nicole Kidman, con una manera potente y natural, logra un entregado sentimiento materno sin despeinarse un cabello. Creo que Hirschbiegel funciona más como un buen director de actores, que como el típico realizador hollywoodense de acción. Si en The Invasion buscas un palomero y entretenido filme de acción, será mejor que veas por otro lado, o bien revises la película original de Siegel.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total