viernes, 10 de agosto de 2007

EN CARTELERA: THE FANTASTIC 4: RISE OF THE SILVER SURFER * * 1/2

Si acaso, el único personaje que siempre me llamó la atención del grupo de superhéroes Los 4 Fantásticos, fue el carismático Ben Grimm, conocido en México como La Mole, y en España, La Cosa. Los 4 Fantásticos y Silver Surfer (The Fantastic 4: Rise of the Silver Surfer, E.U., 2007), basada en el cómic sobre los genios científicos convertidos en mutantes por exponerse a radiación espacial, ha mejorado con respecto a su antecesora, Fantastic 4 (2005), que no era más que una plana presentación de los personajes, sin mucho que hacer en una aburrida trama sin gracia.

Tim Story, responsable también de la primera parte, al parecer ya le ha tomado cariño a los personajes, y desea volverse una especie de Sam Raimi con El Hombre Araña. Lo malo, es que el grupo formado por Reed Richards (Ioan Gruffudd), Sue Storm (Jessica Alba, quizás la “rubia” menos convincente del orbe), Johnny Storm (Chris Evans, muy en su papel) y Ben Grimm (Michael Chicklis, divirtiéndose a sus anchas), no ha logrado tener el mismo impacto y éxito que Spiderman, o incluso Batman y su nueva serie de filmes a cargo de Christopher Nolan.

Sin ser un especialista en el cómic, creado por Stan Lee y la pluma de Jack Kirby, admito que esta nueva cinta me dejó con ganas de saber cómo vendrán las demás secuelas. Dejando de lado mucha de su comicidad burda, la nueva película de los 4 Fantásticos es un apenas pasable entretenimiento familiar, el clásico filme amable de fin de semana para chicos y grandes. Los personajes son más interesantes, sus dilemas ya no son el fatalismo por haberse convertido en mutantes. Ahora, es su posible separación por querer llevar una vida más normal.

Los problemas para el grupo comienzan cuando llega una amenaza del espacio exterior, el Deslizador de Plata (cual primo-hermano del T-1000 de Terminator 2/Cameron, 1991), junto a una poderosa energía, que se dedica a estar destruyendo planetas a diestra y siniestra. En tanto, su famoso archienemigo, el oportunista Dr. Doom (Julian McMahon), tratará de aliarse con el Deslizador de Plata y vencer a los 4 Fantásticos.

Excluya nuevamente el tremendo miscast de Jessica Alba (con pupilentes azules), que nos sigue queriendo convencer que es rubia platinada, e Ioan Gruffudd, como un “Señor Fantástico” de canitas teñidas; ciertas incoherencias en la trama, y tendrá un filme más o menos visible, con efectos especiales decentes, sin pretensiones, y que presume ser la primera y verdadera película de estos superhéroes de la Marvel, si se pasa por alto su olvidable predecesora.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total