viernes, 10 de agosto de 2007

DVD: ILS * * *

No será del todo nueva ni muy original su propuesta narrativa ni su puesta en escena, pero Ellos (Ils, Francia, 2006) no deja de ser una inquietante película de terror, que pone al día aquellas ideas que presentara El Proyecto de la Bruja de Blair (Myrick y Sánchez, 1999), utilizando hábilmente los miedos naturales a la obscuridad, a lo oculto, aquello que no vemos pero sabemos que está ahí presente.

Con una historia que presume el estar basada en hechos reales, la película está dirigida por el galo David Moreau y Xavier Palud. Rodada en formato digital y con una corta duración de 77 minutos, el filme cuenta cómo unos misteriosos seres, de los que desconocemos su identidad poco más de la mitad del filme, están asesinando a todo aquel que se adentra en un bosque de Rumania.

Clementine (Olivia Bonamy), guapa maestra de francés, y Lucas (Michael Cohen), un escritor, son una joven pareja francesa que vive en una enorme casa, en medio de un bosque en Bucarest. Una noche, ambos se verán invadidos en su inmensa soledad, cuando un grupo de seres aparentemente invisibles, bastante rápidos, hábiles y letales, irrumpan en su casa para convertirlos en sus presas.

Moreau y Palud saben muy bien cómo mantener intrigada y asustada a su audiencia, manteniendo en secreto la identidad de estos extraños depredadores, dentro de una historia que no presumirá de mucha imaginación, pero lo que acaba resultando hábil de la idea argumental, es que en las dos terceras partes de la cinta no sabremos si nuestros aterrados protagonistas se enfrentan a seres sobrenaturales, a espíritus chocarreros, algún ser fantástico que habita en la obscuridad del bosque, a unos extraterrestres que quieren matarlos, o tal vez un asesino serial suelto en el bosque buscando a sus próximas víctimas. Jamás lo sabremos hasta la última parte de la película.

Si hay un género que no se le da mucho a los franceses es el del terror, pero pequeños ejemplos como Ellos, a pesar de tener un subtexto paranoico, surgen de pronto para sorprendernos por su estupenda manera de construir un buen suspenso y ponernos la piel de gallina, valiéndose de un pequeño presupuesto.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total