viernes, 3 de agosto de 2007

DVD: MIRRORMASK * * * 1/2

Si nos pusiéramos a enumerar los filmes que han tomado como referencia el maravilloso y muy complejo relato infantil de Michael Ende, “La Historia Sin Fin”, no nos alcanzaría este espacio para hacer apenas un somero listado. La Máscara de Cristal (MirrorMask, Reino Unido-E.U., 2005), es el último filme lleno de referencias al mencionado libro de Ende, pero algo que no se puede negar es que lo hace de una forma original, dentro de su propio universo (el de los sueños) y sin caer en el plagio descarado.

Dirigida y -algo muy curioso- diseñada por el ilustrador Dave McKean, MirrorMask pasó con mucho éxito en el pasado Festival de Sitges 2005, dentro de la selección Oficial de Largometrajes. Lo que también puede adivinarse al disfrutar cada uno de los escenarios digitales, personajes de carne y hueso y las criaturas animadas (creadas por el taller de Jim Henson), es que una de las referencias visuales importantes ha sido el colorido y fantástico mundo visual del Cirque Du Soleil, además de que conforme avanza la historia apostaríamos que los pintores catalanes Dalí y Remedios Varo, si vivieran, podrían haber estado detrás del diseño visual del filme.

El resultado visual es impresionante, con todos los escenarios de ese mundo onírico creado por la protagonista, Helena (Stephanie Leonidas), talentosa dibujante de 20 años, generados digitalmente y con la técnica del green-screen (los actores situados frente a pantallas verdes que luego serán sustituidas por fondos digitales). La chica no lleva una buena relación con su madre (Gina Mckee), que lleva a duras penas un circo junto a su esposo, fungiendo desde taquillera hasta acróbata, territorio en el que Helena se muestra renuente a participar, para no involucrarse en el que llama el “sueño de su padre”.

La lección vital no se dejará esperar para Helena, cuando su madre caiga enferma y tenga que ser hospitalizada, mientras el circo se encuentra a punto de quebrar. Como un reflejo freudiano de toda su vida y problemas, Helena vivirá una aventura dentro de un sueño, en un mundo regido por una reina buena y otra mala (ambas la viva imagen de la madre), cada una reinando una tierra de luz y otra de sombras, este último poder a punto de devorarlo todo. La reina blanca está enferma bajo un sueño profundo y necesita de un hechizo para salvarse, que nuestra protagonista deberá encontrar siguiendo varias pistas.

Nada nuevo bajo el sol, es verdad, pero en la película, una verdadera joya de animación digital, además de impresionarnos sin estar generada con la poderosa tecnología de Hollywood, logra además conmovernos con su buena historia de reconciliación entre una madre y su hija.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total