miércoles, 1 de agosto de 2007

DVD: BLOOD DIAMOND * * * 1/2

De las dos actuaciones por las que Leonardo Di Caprio estuvo compitiendo para obtener la nominación al Oscar, su trabajo en Los Infiltrados y la que nos toca ver ahora en Diamante de Sangre (Blood Diamond, E.U., 2006), debo decir que la que menos me agradó fue esta última, sin que necesariamente por eso sea mala. Aun así, resultó ser la elegida para competir en la categoría de Mejor Actor.

Diamante de Sangre es una denuncia hacia la violenta explotación de la vulnerable población de Sierra Leona, en África, por el lucrativo negocio de los diamantes, dirigida por Edward Zwick (Gloria, El Último Samurai) y apoyada por la UNICEF. La historia cuenta cómo Solomon Vandy (Djimon Hounsou, genial), un humilde pescador, es separado de su familia y hecho prisionero por unos guerrilleros, para trabajar en la recolección de diamantes. Sus problemas comienzan cuando se le ocurre robar y ocultar un diamante rosado, su única salvación si quiere volver a ver a su familia, teniendo que hacer trato con Danny Archer (Di Caprio), un frío y calculador traficante de diamantes: Solomon deberá indicarle dónde está el diamante, a cambio de que Archer le ayude a encontrar a su familia desaparecida.

Solomon y Archer emprenderán la aventura junto a una reportera norteamericana (preciosa Jennifer Connelly), está última buscando escribir una historia sobre el tráfico de diamantes.

El propósito del filme, escrito por Charles Leavitt, está claro: mostrar las sangrientas consecuencias del tráfico de diamantes en el tercer mundo, en la que la última cadena beneficiada será un puñado de banqueros del primer mundo (un banco en Londres), así como criticar el absurdo derramamiento de sangre para que una piedrita -que vale millones de dólares- acabe encerrada en una bóveda bancaria, desatándose además una guerra civil, en la que los niños, con el cerebro lavado, participan como jóvenes guerrilleros y máquinas de matar.

No hay duda que Zwick es un gran creador de espectáculos. Diamante de Sangre será, más que nada, una cinta de acción y aventuras palomera, que nunca aburre, con un final en el que Di Caprio muestra el porqué se echó al bolsillo a los miembros de la Academia. Sin embargo, parece que el tema sobre la violencia y muerte en torno a un diamante, no fue más que un pretexto para que Zwick se luciera con las estridentes escenas de acción, llenas de explosiones, balazos y demás efectos especiales.

++ La cinta ha dado a Leonardo Di Caprio su tercera nominación al Oscar en su carrera (las anteriores fueron ¿Quién Ama a Gilbert Grape?/1993, y El Aviador/2004)

++ Russell Crowe fue considerado para el papel de Danny Archer.

++ Di Caprio se asesoró con un ex mercenario de Sudáfrica para conocer tácticas de rastreo militar.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total