viernes, 4 de septiembre de 2009

FROZEN RIVER * * * 1/2

Seco y frío (en varios sentidos) melodrama familiar, Frozen River (2008) exhibe los prejuicios sociales y raciales de un singular escenario.


Frozen River (2008) es una sencilla pero digna película independiente, que incluye un conjunto de buenos actores no profesionales. La única actriz profesional en su reparto es su protagonista, Melissa Leo, que ha ofrecido pequeñas pero buenas actuaciones en The Three Burials of Melquíades Estrada y en 21 Grams.

El escenario es, de hecho, bastante inusual, justo en la frontera de Nueva York con Canadá. En este melodrama social, debut en la dirección de Courtney Hunt, el escenario es uno enteramente cubierto de nieve, con un río congelado que está siendo utilizado como “puente” para traficar inmigrantes ilegales. En medio, se encuentra una comuna de indios Mohawk, una pequeña población blanca y una familia con problemas económicos. La historia cuenta las medidas desesperadas que toma una madre, Ray (sorprendente Melissa Leo), con deudas hasta el cuello, para evitar que, por ejemplo, ella y sus hijos pierdan una enorme televisión, un lujo, de lejos, absurdo en circunstancias tan críticas.

La trama es un sincero compendio sobre las contradictorias leyes que rigen este frío universo. No se nos invita a tratar de entender los códigos de conducta de los Mohawk, donde el delito de tráfico de inmigrantes no es castigado por la ley. Tal cosa lleva a una joven mujer Mohawk, Misty (Lila Littlewolf, estupenda), que vive en una vieja casa rodante, a vivir del tráfico de personas e invitar a la desesperada Ray a ganar dinero fácil con este negocio.

Por ello, Frozen River es una lograda metáfora sobre los prejuicios raciales, en donde todo indio Mohawk dentro de un auto es sospechoso de ser traficante y detenido por la policia, a menos, claro, que venga acompañado de un blanco. O detalles como el hecho de que un mismo inmigrante puede estar involucrado dentro de la misma red de tráfico de ilegales. Como sea, los temas están ahí, expuestos con un digno realismo por la realizadora, aunque exhibir la profundidad y complejidad de estos queda, al final, fuera del alcance de lo que pretende el filme. Ganadora en Sundance del Premio del Jurado a la Mejor Directora, y nominada al Oscar a Mejor Guión y Mejor Actriz, Frozen River es un duro y redentor melodrama familiar, protagonizado por personajes que, de todas formas, logran exhibir un sensible toque humano.


+Lo mejor: Su par de actrices protagónicas. Lila Littlewolf es toda una revelación.

+Lo peor: Cierto tono solemne (en especial, hacia el final), que le da a su trama una sequedad algo insoportable.

-Frozen River se exhibió en el Festival de San Sebastián, en donde Courtney Hunt estuvo nominada a la Concha de Oro. Además, la película ganó el premio SIGNIS, su protagonista, Melissa Leo, se llevó la Concha de Plata y la realizadora el premio TVE "Otra Mirada".

No hay comentarios:

Páginas vistas en total