domingo, 30 de agosto de 2009

EL CARTEL

MAP OF THE SOUNDS OF TOKYO * * * *
De los mejor esta semana. El cartel de Map of the Sounds of Tokio está dentro de la más conocida tradición japonesa del diseño de carteles: la menor información escrita posible y un diseño que, a primera vista, transmite armonía y equilibrio. La idea es la abstracción del retrato de una geisha, centrándose usando un extreme close-up, en su ojo cerrado. El par de imágenes que se encuentran en la esquina superior derecha (unas ramas de bambú) y la esquina inferior izquierda (un cuerpo femenino recostado), no hacen más que sugerir la idea de ver en el pensamiento lo que se puede escuchar al cerrar los ojos. El maquillaje de la geisha se transforma aquí en un juego de formas cromáticas por demás intersante, y a esto se incluye, con similares fines estéticos, la textura de la piel del párpado y las formas orgánicas de las pestañas. El mérito estético del cartel, es que requiere observarlo por unos segundos para darnos cuenta que no estamos ante una pintura o una ilustración, sino ante la fotografía de un ojo cerrado. Y el maquillaje juega un papel importante al “disfrazar” el ojo. Lo menos destacable del cartel es su tipografía, que se nota muy común y corriente, quizás la menos apropiada para un cartel que, en cuanto a su imagen, resulta magnífico.


GLORY TO THE FILMMAKER * * * * *
Siguiendo con el tema “Japón”, otro cartel destacable es el de “Glory to the Filmmaker”, una excéntrica y muy kitsh propuesta, ad hoc a la personalidad cinematográfica de Takeshi "Beat" Kitano, su realizador. Este es uno de esos carteles que te lleva tiempo observar, y en el que te dejas sumergir en sus detalles. En su elaborado fotomontaje, tiene como centro un retrato del mismo Kitano, rodeado de imágenes de otros personajes y escenas de la película. El cartel transmite una sensación de caótico orden, en donde, dentro de una gran variedad de detalles e imágenes, todo se siente en su lugar justo en la composición. En su combinación de espectacularidad, surrealismo y, en especial, estética retro (recuerda mucho a carteles realizados en los 1960 y 1970), el cartel cumple, con todo y ser una pieza con valores artísticos, su cometido de ser sumamente atractivo comercialmente hablando. Es difícil que pase desapercibido, hasta para el observador más indiferente.




CASE 39 * * *
A primera vista, no parece muy original, pero lo que me gusta del cartel de Case 39 es su inquietante tratamiento visual. Me parece un gran acierto revelar nada más una parte del rostro de Renee Zellweger, entreabriendo una puerta hacia lo que parece un cuarto obscuro. En palabras, la imagen tiene el apoyo de un efectivo tagline “Some cases should never be opened”. Es un cartel que de inmediato te comunica la idea de una película de suspenso. Su punto de vista frontal, es otra de los aspectos notables, que nos enfrenta como observadores al personaje abriendo la puerta. Parece que estamos en esa misma habitación obscura, y que algo se nos revelará pronto. Gracias a ese efecto de luz barrida y borrosa en la parte de arriba, parece que somos nosotros los que hemos estado encerrados en esa habitación obscura y que la luz nos lastima los ojos. Da la impresión de ser una imagen simple, pero tiene un elaborado trabajo de retoque y montaje, incluso con una profundidad de campo, entre el rostro nítido y la mano borrosa. Un buen cartel.



SHORTS * * 1/2
Por último, el cartel de una película infantil. No sé si en realidad sea una película fallida, pero el cartel teaser de Shorts me gustó mucho más que el cartel del estreno. Es un fotomontaje atractivo y con colores que llaman la atención de los observadores infantiles (verdes, purpuras y el naranja del título), incluído ese “fantástico” destello detrás de los personajes. Su punto de vista inestable y el efecto de ver a los personajes como a través de un lente “ojo de pez”, es otro aspecto rescatable, que le imprime mucho movimiento y dinamismo a todo el conjunto. El arcoiris que rodea a los personajes, sirve por igual como base para la composición de las imágenes de los personajes. Su único pero, es que, como casi en todas los carteles de películas infantiles y familiares, la idea principal no es más que la de agrupar lo mejor posible a todos los personajes de la película.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total