lunes, 31 de agosto de 2009

RESERVOIR DOGS * * * * 1/2

En Reservoir Dogs (1992), Quentin Tarantino sentó las bases de un nuevo cine de gángsters, uno de historias entrecruzadas, final revelador y violencia sangrienta.


Muchos consideran que es la obra tarantinesca por excelencia, que luego de ver sus últimas películas jamás volverá a repetir un trabajo de este calibre. Aunque para mi gusto Pulp Fiction es la obra maestra de Quentin Tarantino, sin Reservoir Dogs (1992) aquella no hubiera existido. Fue la que sentó las bases narrativas y estilísticas que dieron forma a Pulp Fiction, que dieron origen a ese nuevo cine de gangsters de historias entrecruzadas, con personajes que tenían relación de una u otra forma.

En Reservoir Dogs los personajes ya dialogaban acalorada y largamente, sobre temas de la cultura pop que, a primera vista, parecían intrascendentes, como en esa vulgar pero absorbente conversación que tiene el grupo de ladrones primerizos sobre Madonna y su canción “Like a Virgin”, en un restaurante. Dicha conversación tomaba caminos insospechados, hasta acabar en una pequeña plática sobre los pros y contras de dar propinas.

La película fascinó en Cannes y en el Festival de Sitges, llevándose en este último los premios a Mejor Director y Mejor Guión. Tarantino presentaba un cine de gangsters que, en realidad se nutría de un bagaje inmenso del antiguo film noir, filmes policiacos y, lo más interesante, del cine de la “Nouvelle Vague” Francesa. Esto último en la manera de editar y contra la historia, en cómo acabamos involucrados con los personajes y sus diálogos.

La película abre con una sangrienta y frenética escena, en la que Mr. Orange (Tim Roth) está desangrándose dentro de un coche, a causa de una herida de bala. Mr. White (Harvey Keitel) es quien conduce, pero es imposible llevarlo a un hospital, ya que acaban de robar una joyería. Es poco lo que conocemos de los personajes al inicio, ni siquiera sabemos sus verdaderos nombres. Cada uno será identificado por un color que el jefe (Lawrence Tierney), quien organiza el robo, les asignará.

Será a lo largo de la narración en la que iremos conociendo más de cada uno de ellos, de la planeación del robo y cómo todo salió mal, debido a que entre ellos se encuentra un infiltrado de la policia. ¿Quién es? También Tarantino lo irá revelando conforme avance la historia.

Otra de las cosas que Tarantino dejó sentado en Reservoir Dogs, es que no sería un cineasta fácil de ver o digerir, debido en especial a la violencia extrema que exhibe en sus películas. Es memorable aquella escena en la que Mr. Blonde (Michael Madsen), el más antisocial y psicopático de todos los miembros del grupo, tortura, rocía de gasolina a un policia y le cercena una oreja, al ritmo de “Stuck in the Middle with You”, de Stealers Wheel.

Aunque si hay algo interesante en Reservoir Dogs, es que dentro de todo este sangriento y violento puzzle narrativo, en el fondo se encuentra un complejo entramado de relaciones y emociones paternofiliales entre los personajes. Esto no nada más en la obvia relación entre el jefe y su hijo, Eddie Cabot (el fallecido Chris Penn, hermano de Sean Penn), sino en la que se va formando entre Mr. White y Mr. Orange. Al ingresar a la banda y gracias a su carisma, Mr. Orange pronto se gana el afecto de Harvey Keitel. Y este cuadro es el que, precisamente, se acaba enfrentando en la escena final, cuando Mr. White proteja, casi hasta el último minuto, al moribundo Mr. Orange.

++Disponible en edición DVD común, Blu-Ray y una especial de dos discos. Esta última contiene Trailer, entrevistas con Quentin Tarantino, Tim Roth, Michael Madsen, Chris Penn y Eddie Bunker, "Reservoir Dolls", entrevistas con Quentin Tarantino, Monte Hellman, Jack Hill, Pam Grier y Roger Corman; tributos y dedicaciones, "Caso del ´92", "Playing It Fast and Loose" apreciación historica, "Guía de Estilo", "Reservoir Dogs 1x1", y mucho, mucho más. Existe una edición de región 1 con estuche metálico con forma de tanque de gasolina.

3 comentarios:

La Llanterna Màgica dijo...

Hola Àlex, en el meu bloc estic demanant a la gent que em digui quines són les tres pel·lícules de la seva vida. T'animes a dir les teves? Gràcies!!

Pandy dijo...

Madsen has this something in his eyes that i like, its like hes really badass but at the same time i know hed get his hands dirty out in the day, and then come back home at night with the food and the most tender attitude. He looks like a good dad.

Àlex Frias dijo...

You're right Pandy. Michael Madsen's got that kind of coolness in almost all of his movies. That's why he's very specialized in just one kind of characters: the tough man, cool and with great confidence.

A good dad??? Do you think so?? Mmmm, For me is very complicated to imagine him even as a dad hahaha. Thank you Kung-fu Pandy ;-)

Páginas vistas en total