miércoles, 3 de junio de 2009

Y...¿CÓMO LE PONEMOS?

"¿Rebelde yo? No,...sólo número 5."





Empezamos con el estreno más esperado de esta semana, Terminator Salvation, cuarta película de la saga de Terminator. La película se nos ha quedado sin título en español. Es verdad que desde la primera película ya es internacionalmente conocido el personaje por su nombre en inglés, que en español se traduce más o menos con exactitud como “exterminador”. Pero tenemos un segundo vocablo que sí se puede traducir, “salvation”, el cual quedaría en español como “salvación”. Hubo muchos países que sí se animaron a traducirlo (incluso, uno lo hace como "redención"). “Terminator – La Salvación”, no hubiera sonado mal, título que de hecho llevará en México. Pero en fin, asumamos (como la distribuidora en España) que por deducción los espectadores entenderán el título. A continuación, los títulos en otros países.

Terminator 4 - Japón
Терминатор: Да придёт спаситель - Rusia
Exolothreftis: I sotiria - Grecia
Exterminador do Futuro - Salvação - Brasil
Terminátor - Megváltás - Hungria
Terminátor 4 – República Checa
Terminator - Ocalenie - Polonia
Terminator – Pelastus - Finlandia
Terminator - Salvarea - Rumania
Terminator rédemption - Canadá
Terminator renaissance Francia
Terminator: Die Erlösung - Alemania
Terminator: Kurtulus – Turquía

Otro título que se ha quedado en inglés es Jonas Brothers: The 3D Concert Experience. La Disney en España, en un increíble e inusitado derroche de originalidad, la ha dejado como “Jonas Brothers: Concert in 3D”. ¡Guau! Yo no me preocuparía mucho, ya que la película tiene pésimas valoraciones, seguramente de miles de fans inconformes. Me gustó el título de Venezuela, “Jonas Brothers: El Concierto 3D” y el de Perú, “Jonas Brothers en Concierto 3D”. Brasil decidió sintetizarlo más, “Jonas Brothers 3D”. Una muestra de que se pueden buscar varias posibilidades.

Con el título en español de Coraline, película animada de Henry Selick en 3D, que ha recibido estupendos comentarios por todos lados, sucedió casi lo mismo que con el título en español de Up en México ("Up: Una Aventura de Altura",…¡fatal la rima!), es decir, la tendencia de las distribuidoras por extender los títulos originales en español, pensando que: la gente se animará así más a verla, que nos hacen un favor ofreciéndonos una especie de “mini sinopsis” en el título, o que con esto mejoran el título original. Coraline quedó en español como “Los Mundos de Coraline”. De hecho, varios países, como México, la titularon “Coraline y la Puerta Secreta”. Lo que es seguro es que estamos ante típicos títulos "spoiler", es decir, nos dan por adelantado un detalle de la trama.

Vamos ahora con el que creo es el peor título de la semana. Se trata de la película francesa Coco avant Chanel, que en España ha quedado pésimamente titulada como “Coco, de la rebeldía a la leyenda de Chanel”. Es una muestra más de otra tendencia: la de alargar y complicar innecesariamente un título que, originalmente, es de lo más sencillo: “Coco antes de Chanel”. Aquí se percibe una inseguridad tremenda de los distribuidores, por el hecho de que tal vez los espectadores no tendrán ni idea qué es eso de “Coco” y eso de “Chanel”. Creyeron que agregando las palabras “rebeldía” y “leyenda” al título, los espectadores sabrán que al menos se trata de la biopic de un personaje famoso. ¡Qué caso tiene hacer todo este desbarajuste! La película nada más interesará, mayormente, a las mujeres, y además, sólo aquellas que conozcan y admiren a Coco Chanel, la diseñadora de modas y creadora del famoso perfume que lleva su nombre. A continuación los títulos en otros países

Coco Antes de Chanel - Brasil
Coco Before Chanel – E.U.
Coco Chanel - Der Beginn einer Leidenschaft - Alemania
Coco avant Chanel - Hungría
Coco avant Chanel - L'amore prima del mito - Italia
Koko avan Shaneru - Japón (¿¿qué??)

El siguiente título fallido es el que ha quedado para la película japonesa Aruitemo Aruitemo, que, por alguna intrigante razón, se dejó con el título internacional en inglés, “Still Walking”. Flaco favor le han hecho a una película japonesa no comercial, la cual tendrá que sobrevivir la avalancha taquillera de Terminator Salvation. Muy bien por Argentina, que la tituló “Todavía caminando”. Lo mismo ha sucedido para otra película asiática, la surcoreana Myliang, que en España ha quedado también con el título internacional en inglés, “Secret Sunshine”. Aquí mal para Argentina, que también la dejó con el título en inglés. La palabra "sunshine" tiene varios significados, pero el mejor adaptado a la trama sería algo como “La Alegría Secreta”. ¿Costaba mucho trabajo titularla así?

Finalmente, Home, el espectacular documental de Yann Arthus-Bertrand, se ha quedado también sin título en español. El documental es una mirada ecologista al planeta Tierra y el cuidado del medio ambiente. Por ello, me ha gustado mucho el título que le puso Brasil “Home: Nosso Planeta, Nossa Casa”. Yo lo hubiera sintetizado más, para dejarlo como “Nuestro Hogar”.

La única que se ha salvado, es una película animada de bajo presupuesto, Igor, coproducción franco-estadounidense, sobre ese clásico personaje del asistente del Dr. Frankenstein creado por la Universal. Qué bueno que no se les ocurrió titularla “Igor: el jorobado” o “Igor, un jorobado muy chiflado”, o alguna genialidad de estas características.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total