jueves, 5 de marzo de 2009

EL CARTEL...CLÁSICO

El juego de poderes, la elegancia y "pulcritud" del complejo mundo de la mafia representados en el minimalista cartel de "The Godfather" (1972).


A mi entender, uno de los carteles más intrigantes en la historia del cine es el de The Godfather (1972), la obra maestra de Francis Ford Coppolla sobre la mafia italiana en Norteamérica. Es un cartel que, en primera instancia, no tiene una sola imagen ni fotografía. Es un trabajo 100 por ciento tipográfico. De ahí radica también su valentía, ya que la mayoría de las veces los distribuidores y productores muestran un miedo garrafal a dejar un cartel sin fotos, metiendo, al menos, una fotografía en donde quepa. (Tal fue el caso de un cartel de Vertigo, que comentaré la próxima semana).

Mucha de su valentía radica también en el extremo minimalismo de la propuesta cromática, reducida a un simple blanco y negro, que lo hace incluso elegante. Son colores que denotan el simbolismo entre lo “positivo“ y lo “negativo”, claro, pero que también tienen claras connotaciones respecto a la mafia. Es decir, son colores que nos vienen a la mente al pensar en los mafiosos de los años 1920, 1930 y 1940, esta última década es en la que se ambienta la película. El blanco y negro identifican la elegancia de los capos de la mafia, vestidos siempre impecablemente de smoking.

Ahora, vayamos con el logotipo. Es un trabajo que ha sido objeto de parodias, que se ha trasladado incluso a las portadas de la novela original, escrita por Mario Puzo, e incluso, servido de inspiración para logos de teleseries sobre mafias, como “The Sopranos” (este con un revolver en el lugar de la “r”). El logotipo es un elaborado y complejo trabajo, que simbólicamente juega con el vocablo “Godfather” (padrino en inglés), ubicado sobre el fondo negro en la parte superior del cartel. Primero, la palabra “God” está unificada por la letra “G” y la “d” final, dejando prácticamente cubierta a la “o” intermedia. Esto tiene connotaciones simbólicas, que van con el concepto de “God” (Dios), como protección, defensa, cuidado, etc. El diseño y trazo de la letra “G” son magníficos, de una continuidad que casi se une con la “d”. La “G” está inspirada en la figura de un revolver, que aquí tiene dos “cañones”, el que se junta con la “d” y el de la curva inferior de la “G” (ver la imagen inferior).


Versión "negativa" e invertida del logotipo de "The Godfather", donde se aprecia el "revolver" en la letra "G".


Pero lo más interesante del logotipo, es el trabajo en la palabra “father” (padre), que parece sostenida por unas cuerdas de marioneta. Si observamos bien, sobran dos cuerdas, las de la “h” y la primera en la “e”, que parecen salir de los dedos y no de la cruz. Las otras cuatro cuerdas son para la “f”, la “t”, una más para la “e” y la última para la “r”. Esto no es un error ni es gratuito. La cruz hace referencia al símbolo del Cristianismo, y lo intrigante es saber con exactitud a quién, qué o quiénes hace referencia simbólica esa mano, que mueve la cruz y las cuerdas. ¿Es Dios? (Don Corleone se rige por valores morales y familiares muy rígidos, y la mano parece salir de la nada), o... ¿es la mano de la Iglesia Católica?. La posición superior de la mano y la cruz sobre la palabra “father” (Don Corleone es el patriarca de una enorme familia), indica un lugar prestigiado en la escala de poderes a los que hace referencia la película, lo que invita a recordar una de las premisas, no nada más de la primera película, sino de la trilogía completa “¿Qué poderes se encontraban arriba de la mafia italiana?”

En cuanto a la parte inferior del cartel, no tenemos más que un meticuloso, sesudo e ingenioso acomodo de todos los créditos, sobre un fondo blanco. Nos recuerda una especie de “escala de poderes” en un grupo mafioso. En primer lugar, está el nombre del “padrino”, Marlon Brando, centrado, y abajo, un bloque con el resto de los “miembros” del grupo. Empieza por Al Pacino, quien interpreta a “Michael”, el favorito para ser el sucesor; después James Caan, quien interpreta a “Sonny Corleone”, el principal candidato hasta que es “borrado del mapa”. Luego, el actor Richard Castellano, quien interpreta a otra figura decisiva, “Clemenza”, quien tiene el mismo destino que Sonny, y el siguiente es Robert Duvall, quien interpreta a “Tom Hagen”, brazo derecho de Don Vito Corleone, el padrino. La lista termina con Diane Keaton, quien interpreta a la esposa de Michael. Todos están encerrados en un delgado marco negro.

Finalmente, no podrían faltar los créditos de la producción, en una tipografía delgada y alargada, muy similar a la de un titular de periódico, y cada nombre está alineado a la derecha. Todo el cartel está enmarcado por un fino, sencillo y elegante marco. Un gran cartel, para una de las más grandes obras del cine.

3 comentarios:

Joel Meza dijo...

Muy buen análsis, Alex. Nunca había visto esos detalles, como el que los hilos de la marioneta sólo son para la palabra father y el asunto de ¿de quién es la mano? Siempre he asumido que es el propio Padrino, pero leyendo tu análsis veo que los hilos son precisamente para esa parte de la palabra... entonces, ¿de quién es la mano? Intrigante.

Jossy Meza dijo...

De mis carteles favoritos. Interesante análisis.

Tengo mis teorías al respecto, como todos los fanáticos de esta trilogía.

Saludos.

Àlex Frias dijo...

Vamos Jossy, dinos tus teorías!!

Páginas vistas en total