jueves, 12 de febrero de 2009

BAD NEWS BEARS * * * 1/2

“Dios, tengo enfrente a las Naciones Unidas”, dirá el entrenador Morris Buttermaker, medio borracho, mientras pasa lista a su nuevo equipo de baseball “multi-cultural”. A pesar de su estado de embriagues, Buttermaker no tiene la más remota idea de cómo sacará de su mala racha a este equipo infantil de baseball, formado por niños que apenas parecen conocer este deporte.

Bad News Bears (2005) es el remake del filme homónimo de 1976, dirigido por Michael Ritchie y protagonizada por el fallecido cari-gruñón Walter Matthau. En la versión original, Buttermaker es un ex jugador de baseball venido a menos dedicado a limpiar albercas, hasta que le llega la oportunidad de entrenar a un equipo perdedor de la liga infantil.

En la nueva versión, el tejano Richard Linklater va más lejos en su revisión del filme de Ritchie, dando a estos nuevos “Osos” un aire desmadroso y liberal, en toda la extensión de la palabra. Para empezar, el Buttermaker encarnado por Billy Bob Thorton es una especie de primo de su personaje de Santa Claus en Bad Santa: igual de malhablado, flojo, grosero, vulgar y mujeriego. Nada raro si tomamos en cuenta que el guión está escrito -además de Linklater- por Glenn Ficarra y John Requa, los guionistas de Bad Santa. Aquí, Buttermaker se dedica a ser exterminador de plagas, hasta que su abogada (Marcia Gay Harden, buena actriz secundaria por excelencia) le propone entrenar al equipo de los Osos, que no ha ganado nunca un partido. Incluso, los padres prefieren ya no aparecerse en los partidos.

Lo notable de la película de Linklater, es que a pesar de ser la clásica historia de superación de los chicos-perdedores, está por encima de cualquier ñoñeria edificante, como lo que produce ahora la Disney, independientemente de sus aceptables películas animadas por supuesto. Cada uno de los niños encarnará un estereotipo racial: el chico negro de origen musulmán, un par de niños latinos, el clásico nerd, el gordo fanfarrón, un armenio inseguro de sí mismo, un gordito en silla de ruedas, etc.

La hijastra de Buttermaker, Amanda (Sammie Kane Kraft), será la ideal deus ex machina para el improvisado entrenador. Amanda, chica independiente y con un valioso “brazo de oro”, tal vez pueda llevar al equipo a jugar la final con los difíciles Yankees, entrenados por Ray (Greg Kinnear).

Como en The School of Rock (también de Linklater), la nueva versión de Bad News Bears es una entretenida y disfrutable comedia. Ambas tienen en común ese aire anárquico que no cae mal de vez en cuando.

++ Los extras incluyen comentarios por el director y los co-guionistas, reportajes, escenas eliminadas, tomas falsas, tráiler de cine, video y tarjetas de béisbol.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total