sábado, 17 de enero de 2009

UN LONG DIMANCHE DE FIANCAILLES * * * * 1/2


Es inútil resistirse a los encantos cinematográficos del director galo Jean Pierre Jeunet (uno de los favoritos de quien esto escribe), capaz de transformar la campiña francesa, el París de principios de siglo XX o un mercado populoso, en un escenario de lo posible y lo imposible. En su cine cada detalle es cuidado al máximo, cada ruido y elemento visual.

Tarde o temprano iba a suceder, Jean Pierre Jeunet cayó en las redes de Hollywood, aunque no creo que haya que asustarse tanto. Alien: Resurrection me agradó mucho, y ahora con Un Largo Domingo de Noviazgo (Un Long Dimanche de Fiancailles, 2004), el también director de Foutaises, La Ciudad de los Niños Perdidos, Delicatessen y la taquillera en Francia, Amélie, logra una historia de amor de tintes épicos y presupuesto millonario.

Basándose en la novela del narrador y guionista Sébastien Japrisot, Jeunet cuenta la nostálgica historia de Mathilde (Audrey Tautou nuevamente), una chica con una pierna de madera debido a la poliomelitis que padeció en su infancia, quien tiene el propósito de encontrar a su novio Manech (Gaspard Ulliel), que se alistó en el ejército para pelear en las trincheras durante la Primera Guerra Mundial.

En varias escenas, uno se siente en medio del campo de batalla, en medio de los terrores de la guerra. Una larga secuencia recuerda a la secuencia introductoria de Saving Private Ryan, y acabamos sumergidos en un mundo infernal. Muchos soldados preferían mutilarse varios dedos o una mano, con tal de evadir el pelear en el frente de batalla.

Jeunet muestra una habilidad descomunal en la manera de dirigir las escenas bélicas (por sí solas, dan para todo un filme bélico), con grandes efectos especiales y edición de sonido (¡la explosión del zeppellin!). También resulta magistral la manera en que Jeunet combina los puntos de vista narrativos, contrastando las amarillosas y otoñales secuencias del campo, con las grises y neutras secuencias de las batallas. Un momento estamos viendo la rutinaria existencia de Mathilde con sus tíos (Dominique Pignon, actor fetiche de Jeunet, y Chantal Neuwirth) y en segundos Jeunet ya nos está contando la historia de algún “soldado desconocido” y los horrores que presenció.

Está de más decir que el diseño de arte y la fotografía, de Brunno Delbonnel (el mismo de Amélie), son una maravilla. Empezamos con imágenes en sepia de Matilde, triste y recolectando pistas, para llegar a una colorida resolución. El reparto es de primera, con estrellas francesas como Julie Depardieu, André Dussolier, Denis Lavant, Albert Dupontel y Tcheky Kario, mientras Jodie Foster hace una secundaria pero destacada participación, hablando un francés casi perfecto, interpretando a la esposa de un soldado desaparecido.

El guión de Jeunet es un trabajo con muchas virtudes, en la relevancia que van tomando todos y cada uno de sus interesantes personajes secundarios: la tía Benedicte y sus supersticiosas costumbres, el tío quejoso, el cartero que poco a poco se introduce en la intimidad de la familia; ese detective y sus elocuentes frases, etc, hasta que vemos que Manech no es más que una especie de “mcguffin” en la historia. Nos importa un bledo si está vivo o no, lo que termina robando nuestra atención son esas atractivas subtramas, historias de las cuales nos quedamos con ganas de más.

++ El DVD incluye extras interesantes como "Detrás de las escenas: "Un año en el frente", "Antes de la explosión", escenas suprimidas con comentarios de Jean-Pierre Jeunet, trailers, menús interactivos, acceso directo a escenas, comentario en audio de Jean-Pierre Jeunet, promocional de la banda sonora, etc.

3 comentarios:

Deric dijo...

sin embargo me quedo con Amélie

Jordi dijo...

Lo que recuerdo con mayor intensidad son las primeras escenas del film y como retratan con una gran cudeza y efectividad lo que puede ser estar en un campo de batalla. En esos instantes me acorde de mi abuelo y nuestra unica conversación sobre la guerra civil.
En contraste la adorable Tatou y el encanto de una casa de campo de cuento con sus personajes. Un pero flatulento! me traiciona la memoria???

Como Deric si de un dilema se tratara escogeria Amelie.

Àlex Frias dijo...

Estic d'acord amb tu Deric, crec que Amelie és una mica millor, més diguem "digerible", cómica i molt més disfrutable. Encare Un Largo Domingo... es també magistral, no el millor de Jeunet, pero estupenda!

Es clar Jordi, les escenes béliques hi-son insuperables. Com vaig dir a la resenya, hi donen per a una peli de guerra, sense dubte. Home, hi ha moltes histories de la Guerra Civil molt comparables amb les de la Primera Guerra Mundial. Jo crec que és una peli de contrastes, una mica edulcorat, una mica violenta, una mica romántica...

Páginas vistas en total