miércoles, 31 de octubre de 2007

DVD: KISSING JESSICA STEIN * * 1/2

Son muy escasas las películas en las que el lesbianismo es considerado un tema relevante dentro del género de la comedia. En Kissing Jessica Stein (E. U., 2001), comedia femenina, el lesbianismo es más una posibilidad que una condición bien definida y segura para su personaje principal, que da nombre al título del filme. Película independiente escrita por sus mismas actrices: Jennifer Westfeld, como la inestable y conflictiva Jessica Stein, y Heather Juergensen, en el papel de Helen, curadora en una galeria de arte neoyorkina e interés romántico de Jessica. Westfeld y Juergensen concibieron su proyecto, en un principio, como una obra teatral; pero decidieron explotar y sacarle más jugo a su historia ampliando el cuadro de personajes.

Jessica Stein, es una correctora de estilo en una editorial. Sufre por no encontrar al hombre ideal debido a su carácter extremadamente selectivo, perfeccionista y quisquilloso, ya que a todo prospecto le encuentra un "pero". Un día, su amiga íntima y compañera de trabajo, Gloria (suerte de versión femenina de Woody Allen), le enseñará el anunció de una mujer en busca de una pareja.... del mismo sexo. Cansada y desilusionada de su idílica y exhaustiva búsqueda, Jessica se pondrá en contacto con dicha mujer. Esa mujer es Helen, encargada de curar bodrio-exposiciones pseudo artísticas, liberal, heterosexual y con varias parejas en su haber.

Jessica y Helen, de personalidades abismalmente diferentes, deciden conocerse y comenzar una relación lésbica, con muchas reservas por parte de Jessica, insegura de haber tomado la
decisión correcta.

Dirigida por Charles Herman-Wurmfeld (de hecho, homosexual declarado), las pretensiones de hacer una comedia al estilo clásico de Woody Allen, con todo y sus “postales” neoyorkinas, están más que claras, aunque poco logradas en el filme. Es cierto que la película cuenta con una jazzística y ágil banda sonora, con una buena selección de canciones, desde Ella Fitzgerald hasta Ute Lemper, pero a los gags les ha faltado la espontaneidad y el sarcasmo propios de Allen. Los momentos humorísticos se sienten forzados; dosificados, demasiado calculados diría yo. Wurmfeld no supo explotar y trabajar más el humor que las situaciones lésbicas ofrecían. El personaje de la abuela criticona de Jessica, no se explota más en la historia, ya que desde la primera escena es quien nos arranca las primeras risas.

El par de actrices protagónicas realizan un aceptable trabajo, la primera más que la segunda. Su compromiso con la historia es notorio, aunque al resto del reparto lo sentí seco y sin mucho qué ofrecer, como la mamá de Jessica, un personaje bastante desperdiciado. La resolución es deficiente y deja a sus dos personajes como al principio, sobre todo a Jessica, quien después de su experiencia luce transformada, pero no sabemos si su cambio ha sido para bien o para mal, o lo que es peor... ¿Cuál ha sido?

No hay comentarios:

Páginas vistas en total