jueves, 26 de julio de 2007

13 TZAMETI * * * 1/2


El dinero y a lo mejor también el placer por el peligro, por la adrenalina al menos, fue lo que movió a un auténtico participante de la terrible competencia de “ruleta rusa”, exhibida en 13 Tzameti (Francia-Georgia, 2005), en una entrevista incluida en los extras del DVD.


Primer largometraje del realizador georgiano Géla Babluani, en 13 Tzameti Sébastien (George Babluani, hermano de Géla, recordándonos con su rostro a un joven Robert De Niro), ya sea por necesidad de ayudar económicamente a su hermano y familia, o por amor a la aventura, el caso es que este especialista en arreglar techos, un día decidirá robar un pasaje de tren en casa de uno de sus clientes, para involucrarse en una aventura de policias y ladrones, teniendo un giro monumental cuando acabe involucrado en el bajo mundo de la mafia francesa.

No habrá marcha atrás cuando Sébastien tenga que participar en un enfermizo evento, con apuestas millonarias de por medio, en el que 13 participantes se colocan en círculo, apuntándose con una pistola en la cabeza, cargada con una bala y disparando a la señal de un escandaloso juez. Son minutos exhaustivos, adrenalínicos, casi insoportables, a pesar de la sorprendente limpieza y nula crudeza gráfica en la puesta en escena de Babluani.

Por aquellas estupendas secuencias valdría nada más la pena revisar esta curiosidad, filmada en blanco y negro, que en cuanto a lo demás se refiere es una muy elemental cinta de suspenso policiaco, en su narración y exposición de personajes.

Sébastien será tocado por la violencia. Por primera vez ha matado, en un negocio en el que se explota a desafortunados inocentes, para que un grupo de maleantes se enriquezca. Babluani consigue crear una espiral de tensión, en imágenes que traen a la memoria El Cazador de Venados (Cimino, 1978) y su magistral y decadente visión sobre este mundo de las apuestas, la “ruleta rusa” y el dinero, una referencia fílmica que posiblemente haya estado rondando en la cabeza de Babluani. Sin embargo, la gran premisa sobre lo adictivo del juego y el dinero manchado de sangre del filme de Cimino, es lo que falta en 13 Tzameti, en la que no existe una parte humana que invite a la profunda reflexión sobre lo absurdo del bajo mundo de las apuestas, con vidas de por medio.
++ Disponible en DVD desde el 17 de julio.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total