lunes, 27 de julio de 2009

THE ILLUSIONIST * * * 1/2

Con mínimos recursos de producción, The Illusionist (2006) es un fascinante relato de suspenso paranormal, protagonizado por un solvente reparto.






Podrá ser una producción pequeña, pero lo gratificante al ver The Illusionist (2006) es constatar que el realizador Neil Burger supo aprovechar el talento de todo su competente reparto. Eisenheim, el ilusionista del título, es interpretado magníficamente por Edward Norton, una especie de David Copperfield con giros paranormales, e instalado en la Viena de finales del siglo XIX.

Basada en una historia corta escrita por el neoyorquino Steven Millhauser (Premio Pulitzer 1997), el filme tiene además un tono romántico, en la historia sentimental que Eisenheim tuvo con la duquesa Sofía (interpretada por Jessica Biel), el único protagónico femenino. Es el segundo largometraje de Neil Burger, antiguo realizador de anuncios publicitarios, y hace honor a su título, ya que con recursos mínimos logra que parezca una producción de Hollywood de alto calibre. La ciudad de Praga y otros puntos geográficos checos (Tábor, pequeña localidad de Cesky Krumlov), lucen como la Austria de aquel entonces.

Edward Norton da una muestra más de su versatilidad, en una entretenida historia con ligeros toques fantásticos. La trama es un clásico relato detectivesco “whodunit”, que incluye a la ambigua y compleja figura del investigador policiaco, Uhl (interpretado por un notable Paul Giamatti), quien se acaba robando la película en su obsesión por demostrar que el supuesto ilusionista es un fraude. El mismo Uhl narra la historia de Eisenheim, desde su infancia en un pueblito de Austria, y de cómo siendo tan sólo un niño (sin necesidad de poner un pie en la Hogwarts de Harry Potter), se convirtió en un connotado ilusionista, al encontrarse en su camino a un espectral y experimentado mago.

La película pasa con mucha facilidad entre distintos tonos. De ser un inocente relato juvenil (casi como un cuento de hadas), en el romántico idilio que el adolescente Eisenheim vivirá con Sofía, separados por la gran diferencia de clases sociales, la película se transforma en una obscura historia de suspenso paranormal. Eisenheim, de adulto, triunfa en Viena dentro de su propio teatro, ofreciendo espectáculos de ilusionismo frente a un público fascinado. Y es que Eisenhem es una especie de showman del siglo XIX.

La segunda mitad es una intrigante historia de suspenso y espiritismo, conjugando en unos cuantos minutos un poco de Edgar Allan Poe y otro tanto de Agatha Christie, rematando con un final con aires a Romeo y Julieta de Shakespeare.

++Disponible en edición tradicional y en una edición especial de estuche metálico. Esta última contiene de extras comentarios del director, entrevistas (Edward Norton, Paul Giamatti Jessica Biel, Rufus Sewell y Neil Burger), el "Cómo se hizo", "Nada es lo que parece, cinco ganadores de un concurso nos enseñan sus trucos de magia", trailer, filmografías y galería fotográfica.


No hay comentarios:

Páginas vistas en total