sábado, 25 de julio de 2009

EL CARTEL (varios)

THE TAKING OF PELHAM 123 * *
El tema de la semana de nuestra sección “El Cartel” fue The Taking of Pelham One, Two, Three. Por ello, no podría dejar, al menos, de comentar brevemente el nuevo poster. Se hicieron unos cuantos, pero todos son en realidad exactamente lo mismo, sólo que variando la composición de las imágenes e información escrita. Es decir, nula imaginación. Este poster que he elegido, es el que muestra un poco de trabajo de diseño (por lo tanto, no hay mucho que esperar de los demás). Si hay algo que me gustó del cartel, es el diseño tipográfico de su título. Por lo demás, no es más que un convencional y poco inspirado montaje de imágenes. Los retratos de Denzel Washington y John Travolta tienen un tratamiento digital de color de lo más común y corriente, basado en el antagonismo simbólico entre la calidez de tonos amarillos y naranjas (en el caso del rostro de Washington) y la frialdad de los azules y violetas (en el caso del rostro de Travolta). El montaje tiene la intención de crear un choque entre sus miradas, para transmitir una tensión y enfrentamiento entre los personajes. El despacho Ignition Print se caracteriza por hacer buenos carteles, pero en esta ocasión ha fallado sin remedio. Debajo del título hay un montaje de un paisaje nocturno de la ciudad de Nueva York, y arriba, se encuentra centrada la imagen de un metro aproximándose, pero nada parecido ni cercano a la atractiva imagen de los carteles de la película original. Toda la fuerza creativa del cartel está cargada en el diseño de su título, a la que se le han agregado barridos para dar un efecto de velocidad, y a todas sus letras se les aplicó la textura de lo que parece ser un mapa. Fuera de esto, un cartel aburrido y simple.

EX * * *
Debo confesar que me ha gustado más el cartel español de EX, que el original italiano. Si bien este último no es malo, lo supera la original idea española de construir la palabra EX como una especie de mosaico tipográfico. Los nombres que hacen alusión a varias “ex parejas”, escritas en rojo y todas cruzadas, forman las letras E y X. Me ha parecido acertado el tamaño de la palabra EX, tiene un protagonismo por encima de los retratos de los actores, que se encuentran atravesando el formato horizontalmente. La carga gráfica, simbólica y, además, psicológica de la letra X es fuerte, y se extrapola a lo que es el “tache”, no nada más encima de los nombres en rojo, sino al que está encima del corazón. Este último sí aparece en el cartel original pero de mayor tamaño. El tagline es otra de las cosas que me ha gustado, en especial por la gran verdad que dice: “Todos tenemos uno” (o una). Cromáticamente es minimalista, equilibrado, y el fondo blanco es el mejor que puede haberse elegido, sobre todo para que el mosaico tipográfico tenga la mayor nitidez posible.



OWL AND THE SPARROW * *
Esta no ha sido una semana de buenos carteles. Terminaré con el cartel de la película vietnamita Cú và chim se sé, el cual no es nada del otro mundo, ni mucho menos. El tema del filme daba para mucho más, que un simple y aburrido uso de un puñado de imágenes, agregando un cursi fondo rosa degradado, al cual no le veo otra justificación que para servir de soporte a la secuencia de fotos y a la información textual. Es cierto, el retrato de la niña es bueno, tiene su encanto, y las rosas que lleva le dan un atractivo particular a la fotografía en conjunto. En otro cartel de la película, se usa otro retrato de la niña, pero nada más se ven las rosas, mientras su cabeza queda partida por un reencuadramiento que no me ha gustado nada. Este es uno de los carteles menos malo, y qué lastima que ese espacio junto al rostro haya quedado cargado de quotes y premios. Esa vegetación al fondo desenfocada, le daba un efecto cromático interesante al cartel, pero quedó arruinado por tanta información escrita. El tagline es también poco imaginativo: “Three strangers, five days, one family”.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total