jueves, 30 de julio de 2009

EL CARTEL...CLÁSICO.

El cartel de À bout de Souffle (1960), película clave de la "Nouvelle Vague", decepciona por su mediana calidad y falta de una propuesta gráfica atrayente.


El cartel de una película clave de la Nouvelle Vague como À bout de souffle, (titulada relativamente bien en España como "Al final de la escapada"), es de una sencillez y economía de medios intrigante. Bueno, así eran los filmes de la Nouvelle Vague. El cartel es un pequeño trabajo de ilustración, que juega con distintos tamaños y estilos tipográficos, y rescata el momento final de la película, en la imagen de Jean-Paul Belmondo cayendo abatido por la policia.

Este es uno de esos carteles en el que uno lamenta el que no se hayan usado fotografías, en especial, porque la belleza de Jean Serberg resulta inapreciable en una simple ilustración hecha a la acuarela y de mediana calidad. Es un cartel del que uno espera más, al pertener a una película tan importante, que marcó una nueva etapa en la historia del cine con el inicio del movimiento de la Nouvelle Vague, o la "Nueva Ola".

Parece un cartel hecho por un aficionado, un trabajo que se queda a medias en lo que debería de ser un buen cartel de cine: rescatar elementos clave y distintivos de una película, para traducirlos en un lenguaje gráfico atractivo, memorable y, lo más importante, que despierte el interés por ver una película.


Contrario al original francés, este cartel horizontal norteamericano destaca por su simpática propuesta tipográfica, que intenta emular el ritmo jazz de su banda sonora musical.

Curiosamente, han sido mejores los carteles que se hicieron años después, incluso las portadas para sus ediciones en DVD. Se han trabajado todo tipo de propuestas, desde una puramente tipográfica en Estados Unidos, hasta una más fotográfica, con una imagen famosa de la película en la que Michel (Belmondo) y Patricia (Seberg), pasean en la calle, mientras ella vende periódicos. En la imagen, la camiseta de Patricia se ha coloreado de amarillo.

Si hay algo rescatable en el primer cartel, es el intento del diseñador por lograr una composición rítmica, escalada y de sencilla lectura visual. Empieza con el retrato de Patricia y cómo parece mirar a Michel caer muerto por el disparo. Incluso, sus bocas parecen juntarse. Aventurando una interpretación, quizás el diseñador haya querido simbolizar la imposibilidad de Michel para tener el amor de Patricia, siempre contradictoria, inalcanzable y ambigua. Luego, continúa la composición escalada con el título de la película, con las letras iniciales encasilladas, utilizando colores primarios para colorear las casillas, aspecto que le da un toque infantil a la propuesta.

2 comentarios:

La Llanterna Màgica dijo...

Hola Àlex,

Gran pel·lícula. I a mi els cartells em donen la sensació dels "jumping cuts" que van caracteritzar aquesta peli de Godard, no?

Àlex Frias dijo...

Potser Roger, al menys aixó ho sento més en el cartell americá, l'horizontal. L'original francés es queda molt curt, desaprofita l'oportunitat de fer una proposta visual basada als jump cuts.
Salutacions!!

Páginas vistas en total