lunes, 20 de julio de 2009

HARRY POTTER AND THE HALF-BLOOD PRINCE * * 1/2

En Harry Potter and the Half-Blood Prince (2009), tenemos quizás la primera película fallida del ahora mago adolescente, resultando demasiado obscura, cansada y aburrida. ¿Será que Harry Potter está perdiendo su magia?


Con el estreno de Harry Potter and the Half-Blood Prince (2009), sexta película de la saga fantástica del ahora mago adolescente Harry Potter, ha llegado un punto en que parece que toda la novedad se reduce a qué tan obscuras se van poniendo las películas y sus historias. Y The Half-Blood Prince es obscura, muy obscura, quizás demasiado obscura para su propio bien. Si algo supo hacer magníficamente el realizador mexicano Alfonso Cuarón en The Prisoner of Azkaban (2004), tercera película y, para mi gusto, la mejor de todas hasta ahora, es haber logrado una gran transición entre el infantil y, por supuesto, muy luminoso universo de las dos primeras películas, hacia un terreno más gótico y tenebroso, sin necesidad de sacrificar el encanto y humor de las películas de Chris Columbus.

A lo que voy, es que The Half-Blood Prince me ha parecido una gran decepción, una película cansada y aburrida. Creo que David Yates, su realizador (también director de The Order of the Phoenix, la anterior película de Harry Potter) y colaboradores, han malentendido el hecho de que Harry Potter (Daniel Radcliffe, flojo como nunca) y sus amigos, Hermione (Emma Watson, menos impresionante que nunca) y Ron (menos gracioso que nunca) maduraran y entraran de lleno a la adolescencia, significaba hundir a la película en una exagerada solemnidad, casi insoportable, y en una monótona e irrespirable fotografía obscura neo expresionista. La poca luz que hay (tanto en interiores como en exteriores), es un monótono retoque digital, que le da un desafortunado efecto “plastoso”, en especial, a la piel de los personajes.

La historia es tan divagante y poco sólida, que dejó de interesarme a la primera hora (el filme dura 2 horas y media), con todo y el engañoso asunto del famoso “misterio” del príncipe mestizo, cuya identidad se revela “sorpresivamente” al final. Para cuando eso ocurre, todo es tan anticlímatico, que uno no puede más que emitir un desganado murmullo.

Honestamente, extrañé mucho lo entretenida que fueron las primeras películas. Incluso la última me agradó mucho. Eché de menos a las criaturas fantásticas que poblaban los alrededores de la escuela Hogwarts (aquí tenemos que conformarnos con ver una araña muerta del tamaño de un caballo), a la variedad de maestros nuevos, a las pinturas que cobraban vida en el interior de la escuela, a la simpatía del gigante Hagrid (Robbie Coltrane), a la química de Harry, Hermione y Ron, y, en general, la acción y el buen ritmo.

Aunque The Half-Blood Prince goza de unos efectos visuales atractivos, la acción se sacrifica por diálogo, diálogo y…más diálogo. Volvemos a ser transportados a la escuela para magos, luego de un periodo vacacional, con unos alumnos más hormonales, enfrascados en dilemas románticos, partidos de quiditch (o como sea que se escriba) más violentos, y un primer vistazo a lo que podría ser el primer contacto con lo que en este mundo fantástico podrían ser drogas (esa substancia que bebe Ron antes de jugar quiditch).

Una de las escenas más interesantes es al inicio, dentro de una juguetería donde trabajan los hermanos gemelos de Ron, el último contacto simbólico de todos los chicos con su niñez, la despedida de su lado infantil. En este lugar tienen lugar flirteos y miradas tímidas entre chicos y chicas.

En el fondo, se está conjurando una conspiración por parte de las “fuerzas obscuras” para derrocar al buen maestro Albus Dumbledore (Michael Gambon), quien ahora tiene un protagonismo más fuerte en la historia. Unos seres diabólicos, los Death Eaters (uno de ellos, Bellatrix, es interpretada por Helena Bonham Carter), que vuelan transformándose en largas volutas de humo negro, ayudan a la conspiración. Mientras, Harry tiene en sus manos un valioso libro, perteneciente al famoso príncipe mestizo, que puede ayudarle a conocer más sobre Lord Voldemort, el asesino de sus padres.

Maggie Smith y Alan Rickman siguen en el reparto como maestros, a quienes se agrega nada más Jim Broadbent como Horace Slughorn, experto en fórmulas mágicas, quien resulta que en su juventud,… bueno, cuando su cabello era más obscuro (recordemos que todo es más obscuro en esta película), fue maestro de Voldemort. En su niñez (según muestran los monótonos flash-backs), Voldemort era algo parecido al Damian de The Omen.

¿Esta fallida película de Harry Potter será producto de una mala adaptación del libro? ¿Será mucho mejor el libro original? Me gustaría saberlo, aunque jamás he leído un libro de Harry Potter. Quiero seguir teniendo fe en esta franquicia, que después de la tercera película empezó a ir en declive. Aunque viendo que David Yates ya está dirigiendo la séptima película (¿y última?), Harry Potter and the Deathly Hallows, que se estrenará en dos partes en 2010 y en 2011, no puedo más que sentirme pesimista.

++Lo mejor: Jim Broadbent, no nada más cuando aparece como experto en pócimas y plantas mágicas, sino cuando luce descaradamente borracho.
++Lo peor: además de todo lo mencionado en la reseña, esa chica loca que anda persiguiendo a Ron por todos lados. Ah, sí, y lo obvia que resulta Hermione con Ron, cuando de asuntos del amor se trata.

++Adecuada para: darks y, aunque suene obvio, fans de Harry Potter, dispuestos a perdonar este su primer tropiezo en cine.
++Inadecuada para: tal vez los que leyeron el libro y les gustó.

7 comentarios:

adayin dijo...

Yo lei el libro y me gusto. Hubiera querido saberlo antes, jeje...

No se, ya le agarraron saña. Digo, era arma de dos filos eso de retrasarla mas de 7 meses, pero ¿tan asi todos la despreciaron? ¿Como recaudo tanto? (ah, siempre me baso en los números... administrador al fin)

A mi me entretuvo, nada mas. Me sigue gustando mucho más la 4a película y es el 4o libro mi favorito. Esta, nomas no se, creo que independientemente del final (y que le quitaron la batalla como todos chillan) lo debil es lo desgastado que se nota todo. Aun asi, me gusto y ya... Digo, viendo el verano en retrospectiva, como que ha sido la menos pinche (de Wolverine o Transformers a esta, pos esta)

Cada quien. Todavia faltan 2 mas para que lo dejen ir, para que lo superen

Rax2 dijo...

Realmente creo que estás equivocado, para gustos los colores, y Harry Potter 6 ha sido genial, sólo pido que no confundas una cosa con otra, o sea ¿Ron ingeriendo drogas? Por favor! es Félix Felicis!!! creo que un crítico debe de ahondar más e investigar para dar un comentario acertado. Es mi punto de vista.

Àlex Frias dijo...

A ver Rax, vamos a tranquilizarnos un poco, jaja. Como dices, hay para todos gustos y hay de opiniones a opiniones. Por lo que veo, debes de ser un gran fan de Harry Potter, y eso lo respeto. Si bien me han gustado en general varias películas de Harry Potter, no soy un fan. Nunca he leído uno de sus libros, y no estoy seguro de hacerlo algún día.

Por otro lado, comentarte que mi trabajo principal como crítico de cine es ver películas diario, incansablemente, y ver no nada más lo que me gusta (como tal vez sea tu caso) sino ver de todo. Además, tengo que leer y mantenerme documentado en la materia lo más que pueda. Por lo tanto, siento discrepar contigo, pero documentado estoy, y eso te lo puedo asegurar. Y mi tarea de investigador, en ese sentido, está cubierta.

Ahora, si leíste bien mi crítica, no quise decir que los personajes estuvieran ingiriendo, explícitamente, cocaina, heroina, mariguana o crack, vale?? Lo que quise decir, es que en el guión está implícito, forma parte de un subtexto, es algo que está sugerido. Claramente, en la película esta SUGERIDO que Ron está ingiriendo una "substancia", digamos, "mágica" (si así quieres llamarle), para darse a sí mismo fuerza a la hora de salir a jugar.
Vamos, es como si estuviera ingiriendo anabólicos.

Pero bueno, esto es tan sólo mi punto de vista, y así como yo respeto el hecho de que para tí los personajes son incapaces de ingerir "substancias" extrañas en el filme, te pido que no desacredites la opinión de los demás.

¿A tí te gustó la película? Bueno, bien por tí, que bueno que sentiste que tu dinero fue bien invertido en el cine. A mí no me gustó, creo que es la peor película de Harry Potter a la fecha, me aburrió, me cansó, su estética obscura acabó por fastidiarme y su historia dejó de interesarme a la mitad de la película.

Como sea, recibe un gran saludo y espero sigas pasando por aquí. Hasta pronto!

Àlex Frias dijo...

Hola Sergio!! Que cómo recaudó tanto Harry Potter?? Bueno, ahí radica la magia de la publicidad y la mercadotecnia. Nada más ver salas y salas llenas de cine el primer fin de semana, habla de una maravillosa y bien armada estrategia publicitaria y mercadológica. Vamos, es Harry Potter!! El fenómeno literario más famoso de esta década!.

Te gustó la cuarta película? A mí, después de la tercera, la de Cuarón, me gustó también la quinta, The Order of the Phoenix.

Yo también fui al cine pensando que me iba a entretener, aunque sea un poco, y acabé con ganas de salirme del cine, jaja, aburrido!!
Saludos!

mge dijo...

No soy fan d ela saga Potter, pero he leído los libros. El 6to. fue el que más me gustó, así que es una lástima que la peli no esté a la altura de las anteriores.

De todos modos, iré a verla a ver si tengo una opinión diferente.

Saludos.

Rax2 dijo...

Ok, ya me tranquilicé jajaja, me refiero, en el libro se explica que es el "anabólico" que Ron ingiere: Se llama Félix Felicis y se trata de una sustancia mágica que le da suerte a la persona que la ingiere, no lo hace más fuerte ni nada de eso.

Por otra parte, creo que lo que escribí anteriormente no le dí la intención que quería dar, lo que yo quería hacer entender, era que en el libro hay una explicación para el Félix Felicis, pero como es lógico, un crítico de cine no tiene por qué leer un libro, y perdón si mi comentario no se entendió bien.

Àlex Frias dijo...

Muy bien mge, no dejes de pasar por aquí a dejar tu opinión sobre la peli.

Entendido lo del Felix Felicis Rax2, gracias. Al final, es una lectura personal que le doy a este asunto de las "sustancias". Vuelvo a discrepar contigo. ¿Un crítico no tiene porqué leer un libro? Por lo visto no tienes en un buen concepto a los críticos de cine, jajaja. Todavía habemos críticos que, además de ver películas casi de manera enfermiza, tenemos tiempo para leer. Y en mi caso, la literatura es una de mis pasiones.
Saludos!!

Páginas vistas en total