jueves, 23 de julio de 2009

EL CARTEL...CLÁSICO.

Aun no he visto la nueva versión de The Taking of Pelham 1 2 3, dirigida por Tony Scott, pero no creo que sea superior a la original de 1974. Al menos, los carteles son superiores al de la nueva película, protagonizada por Denzel Washington y John Travolta. En esta ocasión, dada la calidad de los carteles, dividiré la sección en 3 reseñas, para hacerle justicia a cada uno de estos trabajos.

Quizás este sea uno de los carteles más conocidos. Es un sencillo cartel, formado por una imagen con un tratamiento al sepia, y un aumento que hace visible el grano de la fotografía. La constante de varios carteles, es el punto de vista inestable, inclinado, y además, sitúa al espectador justo a la altura de las vías del metro. Su intención es causar cierto impacto en los espectadores, al sentir, no nada más la alta velocidad del metro con este punto de vista (incluso, el tren sale un poco del margen), sino que viene directamente hacia nosotros. Hay un par de elementos inquietantes, que se combinan magníficamente: el personaje estático en la puerta, tan sólo visible por su silueta y sosteniendo un rifle, y en segundo lugar, el par de luces incandescentes del metro, que acentúan todavía más la obscuridad de la estación. Un cartel con mucho dinamismo. Por último, mencionar el gran trabajo tipográfico (de hecho, el mismo en los demás carteles), en especial el del título, un diseño de estilo urbano, que emula señaléticas citadinas. La elección del color amarillo, un color que remite a estar en alerta, es llamativo. Algo curioso, es que el título está entrecomillado. El tagline es bueno: "Before this train reaches the next station, it will become the scene of the most spectacular hijack ever attempted” (Antes de que este tren llegue a la siguente estación, se convertirá en el escenario del secuestro más espectacular jamás intentado).



Esta extraordinaria ilustración, realizada por Mort Künstler, tiene la virtud de colocarnos justo dentro de la acción misma de esta escena. De hecho, el estilo de Künstler se caracteriza por eso: conseguir escenas sumamente impactantes y que sudan adrenalina, como en su ilustración para el cartel de The Poseidon Adventure. En la ilustración que hizo para el cartel de "The Taking of Pelham", nos sitúa como testigos cercanos de una escena con pasajeros aterrorizados, al ser tomados como rehenes por los secuestradores. Lo primero que atrapa nuestra atención, y sitúa nuestra vista en el primer paso para la lectura visual del cartel, es la aterradora mirada del pasajero en la parte inferior, que extiende su mano en una doble actitud: pedirnos auxilio e, instintivamente, protegerse de la metralleta, que sobresale del lado derecho. El terror de esta escena empieza desde este misma metralleta, apuntando a una madre que abraza a sus dos hijos. Además de la atractiva perspectiva que eligió Künstler, para dar así una sensación de amplitud dentro del vagón, del punto de vista inclinado que imprime mucho movimiento al cartel, otro punto fuerte de esta ilustración son los rostros asustados de los pasajeros, todos en complicadas posturas. El diseño tipográfico es el mismo, y abajo se agrega el tren del cartel anterior, de menor tamaño. El tagline es diferente: “We’re going to kill one passenger a minute until New York City pays us 1 million dollars” (Vamos a matar un pasajero por minuto hasta que la Ciudad de Nueva York nos pague 1 millón de dólares).


Por último, creo que este es el cartel menos logrado, si se le compara con los dos anteriores. Repite la imagen principal del metro aproximándose a la estación a gran velocidad, en la parte de abajo. Son dos cosas las que vale la pena rescatar de este trabajo. En primer lugar, su trabajo tipográfico, que es mucho más cargado que en los anteriores carteles, debido a su tagline más largo y por un diálogo de la misma película, colocado junto a la fotografía de Walter Matthau. Me gusta el título de la película encima del metro, una forma original de utilizar este elemento como soporte para el título y hacerlo más atractivo al espectador, si bien su diseño tipográfico es rudimentario. En segundo lugar, el tratamiento de la imagen, utilizando como color base una especie de color de papel de revista o de periódico (verdoso-grisáceo), que transforma al cartel en una página de prensa escrita. La tipografía del tagline en la parte superior ("Han capturado un tren y puesto de rodillas a la ciudad más grande del mundo") remite a las letras del titular de un periódico. Es un cartel convencional, que recurre a las fotografías del reparto, con una composición muy básica, a través del fotomontaje de los actores. La constante sigue siendo el marco blanco (que vuelve a romper el tren en ambos lados), pero es un trabajo funcional, que sirve incluso como una especie de teaser, al presentar elementos principales y personajes de la historia.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total