viernes, 3 de julio de 2009

EL CARTEL (varios)

De Ice Age 3 se produjeron dos carteles teaser, uno de ellos promocionando la película en 3D. Si bien es bueno y gracioso este último, gráficamente me parece más interesante el primero, que continua la propuesta estética de utilizar el fondo blanco, así como las composiciones interesantes de los personajes, interactuando con el Tiranosaurio Rex. En México, vi un display de la película en el que se jugaba con una composición piramidal de los personajes, con el dinosaurio detrás, mirándolos desde arriba, amenazadoramente. En el cartel sigue la idea de colocar la enorme cabeza del dinosaurio acechando a los personajes. Aquí, la cabeza del dinosaurio sale del lado derecho, en perfil, pegada a los personajes aterrados y agrupados. Me gusta el simbolismo del color blanco, que denota el color dominante del gélido paisaje en la Era de Hielo, pero además, funciona para ocultar información visual, proporcionando lo extremadamente necesario. “¿Un dinosaurio en la Era de Hielo?” se preguntará uno al ver el cartel, pues bueno, “tendrás que esperar a ver la película”, uno piensa después. Por último, señalar que otro punto cómico del cartel son los ojos, una combinación juguetona de miradas que empieza con el dinosaurio mirando al grupo fijamente, mientras ellos nos miran asustados a nosotros. Ya podemos escucharlos gritando "Heeeelp!".


Diseñado por el despacho Cold Pen, el fuerte visual del cartel de The Last House on the Left no es la tenebrosa casa cliché que ocupa el lugar central, sino el atractivo trabajo tipográfico, que acaba robando el protagonismo. La obscura propuesta visual, contribuye a que el color rojo de la palabra "house" resalte, y consiga atraer nuestra mirada rápidamente al título de la película. La palabra tiene un efecto de salpicadura de sangre, que hace que la palabra parezca manchada con sangre, con detalles de suciedad. La tipografía es de estilo Romano, fina en su diseño y que remite al título de la portada de un libro. Por otro lado, si bien es un elemento cliché en posters de películas de terror, la imagen de la casa tiene un buen tratamiento digital, para hacerla parecer como extraída de una fotografía antigua. Los destellos de luz blanca por detrás ayudan a que se distinga bien la casa, en contraluz al cielo nocturno que la rodea y que sirve de fondo al cartel. El tagline no está mal: “If bad people hurt someone you love, how far would you go to hurt them back”.


El cartel de Okuribito me ha parecido bueno, sin haberme entusiasmado del todo. Tan sólo conozco dos, y ambos están caracterizados por un diseño equilibrado, con una propuesta cromática minimalista, blanco para el fondo, magenta y negro para tipografías, aspectos comunes en el diseño gráfico japonés. Los carteles limitan su propuesta a un sencillo mosaico de imágenes, con una fotografía grande en la parte superior, y varios retratos de los protagonistas en la parte inferior. Lo mejor de los carteles es la calidad de las fotografías principales. Al centro de la imagen hay un texto (me gustaría saber lo que dice, pero imagino que serán una especie de taglines) que divide la escena de la foto. En este cartel me encanta ese ventanal cuadriculado, sobre el cual se apoya el texto, con un efecto de color rosa degradado hacia abajo, y siluetas blancas de aves volando. Un bonito simbolismo espiritual. La escena muestra a un personaje preparando un cadáver para un funeral, escenario que sirve de trasfondo a la historia de la película.


De Pagafantas, película española de la semana, se hicieron algunos carteles de personajes, además del principal. De ver el cartel principal del estreno, no se me antojaría ver la película en lo absoluto, debido a su falta de creatividad y por remitirme a carteles de comedias hollywoodenses mediocres. Su idea se limita a poner a la pareja de protagonistas, en una actitud cómica. Aunque no he visto la película, deduzco que la actitud de los actores en el retrato denota la carga emocional y física que debe llevar el protagonista principal con la chica que le gusta, al intentar conquistarla cumpliendo todos sus caprichos. Bueno, al menos eso creo. Por otro lado, no encuentro justificación alguna para ese fondo verde y el destello (en varias tonalidades) que sale de ellos. Supongo que intenta remitir un poco al color de la imagen del refresco "Fanta", al que hace referencia lo de “pagafantas”, pero en ese caso…¿no debería de ser naranja el color dominante del cartel? Ni siquiera el título es de ese color, sino amarillo. Bueno, cromáticamente está lograda la combinación de tonos amarillos con verdes al ser complementarios, junto al rojo de la chaqueta del personaje en primer plano. Fuera de eso, no le veo nada más rescatable a este cartel. ¿La película estará igual de mala?

1 comentario:

Deric dijo...

hay carteles muy buenos

Páginas vistas en total