lunes, 30 de marzo de 2009

FUR: AN IMAGINARY PORTRAIT OF DIANE ARBUS * * 1/2

En Fur: An Imaginary Portrait of Diane Arbus (2006), reciente filme del realizador Steven Shainberg (Secretary), se rescata la figura de una de las fotógrafas más controversiales de la historia de la fotografía estadounidense, Diane Arbus, famosa por sus retratos de gente marginal, deforme, enfermos mentales, enanos, siamesas, travestis, prostitutas, etcétera.

Para los que busquen un reflejo fiel de la vida de Diane Arbus, la película de Shainberg, basada en el libro de Patricia Bosworth, está lejos de ser el material indicado. Para eso están los libros de Historia de la Fotografía, o el famoso libro de Susan Sontag, “On Photography”, donde le dedica un capítulo a Diane Arbus.

El nombre de Arbus y sus temas fotográficos, son un simple pretexto para desarrollar un convencional cuento de hadas romántico, claramente inspirado en “La Bella y la Bestia”. La historia intenta ser una metáfora sobre lo que movió a Diane Arbus a encontrar aquellos temas. Interpretada por Nicole Kidman, Diane Arbus luce más bien como una bella y triste princesa, encerrada en un matrimonio infeliz, con dos hijos y que trabaja como asistente de su marido, el fotógrafo de modas Allan Arbus (Ty Burell).

Por si fuera poco, Diane sobrelleva algunas distorsiones sexuales en su vida, como un exhibicionismo reprimido o el fetichismo hacia los pelajes, que saldrán a relucir cuando conozca a su vecino, Lionel (Robert Downey Jr.), un auténtico “hombre perro” a causa de un desorden genético, que le provoca un crecimiento desmedido de vello en cuerpo y rostro. Gracias a Lionel, Diane accederá a un mundo surreal, habitado por esa gente extraña que pronto gustará de fotografiar, además de sentirse atraída por el tímido y solitario Lionel.

La buena actuación de Nicole Kidman, su belleza, así como el siempre eficiente trabajo de Robert Downey Jr. (soportando llevar el rostro cubierto de pelo casi toda la película), son los escasos puntos fuertes de esta quizás demasiado ficticia película sobre Diane Arbus. Claro, tan imaginaria como su título original indica. Shainberg dota de mucho atractivo visual a su película, en uno de esos relatos sobre perversiones sexuales que gusta de filmar, como en Secretary. Sólo que en Fur no va tan lejos como en su anterior película. Fur goza también de la elegante fotografía de Bill Pope, y la historia, en realidad, está más inclinada a llevarnos a ser testigos de la liberación sexual de Arbus, que a su vida como fotógrafa. Me hubiera gustado ver más de esto último.

++ El DVD incluye de extras: escenas eliminadas con audiocomentario opcional del director, "Retrato de una Obsesión: HBO First Look" y audiocomentario del director Steven Shainberg.

-Adecuada para: Amantes de los peluches y aquellos que quieran ver la enésima versión del cuento de “La Bella y la Bestia.”

-Inadecuada para: Especialistas y aficionados a la Historia de la Fotografía, que anhelen ver una fiel biopic de Diane Arbus.

Sabias que...

++Durante su carrera como fotógrafa, Diane Arbus conformó una galería de imágenes bizarras e inquietante de seres marginales, como los fenómenos de circo, un trabajo que se dividió para sus estudiosos entre el morbo y lo excéntrico.

++Diane Arbus acabó su vida suicidándose, al ingerir una sobredosis de barbitúricos en 1971.

++En la vida real, Diane Arbus (cuyo nombre de soltera fue Diane Nemerov) se divorció de su esposo, el fotógrafo de modas Allan Arbus, en 1959. Más adelante, Allan Arbus, quien aún vive, se convertiría en actor de cine y televisión, faceta que pasaría sin pena ni gloria.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total