viernes, 27 de marzo de 2009

EL CARTEL (VARIOS)

Por primera vez en esta joven sección, me encuentro ante el dilema de no tener un cartel en el que valga la pena profundizar. No hay piezas malas, pero tampoco notables. Por lo tanto, he decidido reseñar brevemente cuatro carteles.

THE SECRET LIFE OF BEES * * 1/2

De lo poco que me ha gustado de este cartel, es su fondo de panal de abeja. Se han trabajo bien las variaciones de tonos entre amarillos y naranjas, dándo al cartel una cualidad muy “táctil”, gracias a sus variaciones en textura. No me agradó el cómo montaron a las actrices, se nota algo forzado y parece que no supieron acoplarlas con el fondo. Me hubiera gustado más que a los retratos les aplicaran una capa translucida de este mismo panal, de una manera delicada y suave. Fue buena decisión que retocaran los retratos para dejarles el tono de piel cercano al amarillo del panal. La composición no es nada destable, más bien lineal, pero tiene un contraste bueno la linealidad de los nombres de las protagonistas, junto a lo "escalonado" del montaje de los retratos. Su logotipo me gustó, refuerza el aire femenino de todo el cartel y relaja mucho el tema, gracias a la soltura de su tipografía manuscrita. Un cartel agradable a la vista.





TRAITOR * * *
A pesar de sus contados puntos débiles, este cartel es de esos trabajos en los que la mirada fija del protagonista principal acaba atrapándonos. Don Cheadle nos mira de frente, en un retrato que abarca todo el formato. Lo que más me ha gustado, además de la idea del retrato con esta fría mirada, es el mosaico de imágenes de fondo, todo en un “caótico” orden. La idea de estar virados al azul y acoplarlos bien al retrato en una capa translucida (cada vez más conforme se acerca al rostro), ayudan a que todo el cartel transmita cierta vitalidad. Lo que llama la atención de este efecto , es que parece que Don Cheadle nos mira por detrás de una ventana, en la que están reflejadas todas las fotografías. Nos sugiere la idea que el personaje está siendo perturbado emocionalmente por toda esta serie de hechos y acciones que vemos en las fotos , en realidad, stills de la película. El tagline no es malo, pero pudo haber estado mejor: “The truth is complicated”. El diseño de la tipografía del título es interesante, en especial, por ese efecto metálico, con un brillo que se degrada de arriba a abajo.


CONFESSIONS OF A SHOPAHOLIC * * *

Me gustó más la propuesta del cartel original, que el que pudo verse en México o, actualmente, en España, con la protagonista intentando subir a un taxi con todas sus compras. No está mal, pero la propuesta más psicológica del cartel original, sobre una chica “atrapada” en una bolsa, es muchísimo más interesante. No nada más es una propuesta “inquietante” el ver simbólicamente a la chica aprisionada en la bolsa de una tienda departamental, como de un perturbado estado mental del que no puede salir, además tiene otras lecturas, como la mercadológica. Su retrato está impreso como la marca y modelo en la bolsa de una tienda exclusiva. Será cómica la idea, pero es cierto también que hay muchas personas en el mundo que sufren de “adicción por las compras” y que necesitan ser tratados psiquiátricamente. Como sea, la propuesta estética y cromática es limpia, todo en un fondo blanco y la bolsa roja (nada gratuito este color), con el título también impreso en la bolsa con el nombre de la actriz arriba. El tagline es simpático: “All she ever wanted was a little credit…”










Versión española del cartel, absurdamente con la palabra "Shopaholic" entre paréntesis.












BEN X * * *
Para mi sorpresa, el cartel original holandés y el cartel estadounidense de Ben X, en formato horizontal, son buenos. El primero es un juego de montaje de efectos y gráficos, que remiten al tema de los videojuegos, en los que se sumerge el personaje autista. Lo que más me gustó, es cómo trasladaron estos efectos al rostro del actor, pixeleando los bordes de su cara, dejando intactos sus rasgos faciales. A su lado, parece haber personajes de un videojuego. El punto débil es su composición de lo más convencional y sin mucha imaginación, limitado a dividir el formato, en una gran franja para el retrato. La parte externa es para el logo del título (la enorme X amarilla tiene incluso textura), y arriba para los premios y quotes. Muy saturado para mi gusto, y los créditos apenas y se pueden leer bien.






La versión norteamericana me parece mejor trabajada en su propuesta estética y su composición. Tiene un efecto extraordinario de la cabeza fragmentándose, y los pedazos son como de un gráfico digital, que vuelan hacia la parte derecha. El tagline “Reality is about to be shattered” es atractivo, aunque siento que su punto débil es el logo, demasiado sencillo en comparación con el del cartel europeo.

2 comentarios:

Joel Meza dijo...

Me tocó ver en un cine un anuncio de la de Confessions... que consistía en la bolsa de compras del poster original, realizada "de verdad" y en tamaño gigante, de modo que ves la foto de tamaño natural del personaje en el costado de la bolsa. Impresionante en medio del vestíbulo del cine, puedes caminar alrededor de la bolsa.

Àlex Frias dijo...

Me lo puedo imaginar Joel, no lo pude ver yo aquí en ninguno de los cines que he visitado. Debe ser un "display" importado, ya que no he visto que la distribuidora mexicana haya manejado esa imagen de la película.

Páginas vistas en total