domingo, 22 de febrero de 2009

VALKYRIE * * * 1/2

No es la primera vez que se cuenta la historia del complot para asesinar a Hitler, perpetrado por un grupo de inconformes militares nazis. Antes hubo un telefilme producido en Alemania, así como varios documentales al respecto. Incluso, el abuelo Simpson cuenta cómo, durante las olimpiadas de Berlín, frustró un atentado en pleno estadio, en un episodio de The Simpsons. Como sea, no me fío mucho de la veracidad de esta última historia, pero es una que ya sabemos cómo termina: el plan de asesinar a Hitler falló.

Lo interesante de Valkyrie (2008), de Bryan Singer, es ver cómo se planeo y organizó todo; apreciar varios intentos frustrados y la adrenalina fluir entre los que tenían que acercarse a Hitler y dejarle una bomba lo más cerca posible. Ese es el fuerte de la película, lo que nos mantiene entretenidos durante sus 2 horas, con un formato de thriller de espionaje y muchos momentos emocionantes. Además, sorprende la gran precisión que demuestra Singer para recrear, en su sobrio diseño de producción, momentos clave, como aquel en que Hitler firma el documento de la “Operación Valkiria" en su residencia-escondite del bosque; o cuando logró estallar una de las bombas durante una reunión del Führer y un grupo de colaboradores, del cual sobrevivió mientras otros de los presentes murieron.

No estamos ante la gran película de Bryan Singer. Siento que tiene mejor mano para el género de los superhéroes (X-Men y secuela, Superman Returns), así como películas de gángsters (The Usual Suspects). No dejé de sentir el filme demasiado rígido en su narración y dirección, además de que sus personajes, encabezados por el Coronel Claus Von Stauffenberg, interpretado por un semi transformado Tom Cruise, son tremendamente unidimensionales. Por ejemplo, Von Stauffenberg es también un hombre de familia, y hay un par de escenas que nos intentan demostrar el inmenso amor a su esposa e hijos. Pero no ha sido suficiente para balancearlo a él -y a otros- como personaje.

De todas formas, la actuación de Tom Cruise es buena, a pesar de los problemas que, según se cuenta, tuvo para filmar en Alemania, debido a las creencias “religiosas” que profesa. Esa tensión que debió sentir detrás de cámaras, Cruise la transmite a su personaje, y le cayó bien a su Von Stauffenberg. Vive toda la película en un estado de tensión que podemos sentir, y ayuda en los momentos de mayor emoción a la película.

Ahora, muchos críticos, en especial en el Reino Unido (Mark Kermode, por ejemplo), han señalado que el punto débil del filme es su mezcla de acentos. Es extraño ver a un montón de nazis hablando en inglés y con varios acentos (norteamericano, británico), además de uno que otro actor alemán hablando un inglés casi perfecto, pero, irremediablemente, con acento. Coincido en esa opinión, pero también en que los actores británicos interpretan estupendamente a los nazis. Aquí quienes se llevan el premio a la mejor actuación, son Tom Wilkinson, Bill Nighy, Kenneth Branagh y Terence Stamp. Magníficos todos ellos. Ah, y no quiero olvidar al buen Hitler que interpreta el virtualmente desconocido actor televisivo británico David Bamber.

Con todo, la película me gustó, pero no al grado que esperaba. Tiene muchos puntos a favor en aspectos técnicos (la fotografía, el vestuario, diseño de producción). Además, creo que ya va siendo hora de que los productores de Hollywood vayan pensando en otros actores alemanes para interpretar a los nazis. Ahí están de nuevo Thomas Kretschmann, haciendo otro general nazi como el que interpretó en The Pianist, y el pelón Christian Berkel, a quien ya habíamos visto como doctor en Downfall (y que veremos dentro de poco en la nueva película de nazis de Tarantino). Aunque no interpreta a una nazi ni es alemana, ya habíamos visto a Carice Van Houten (la esposa de Von Stauffenberg) en Black Book (sobre la invasión nazi en Holanda). Con lo guapa que es…¿quién puede cansarse de verla?

++ Lo Mejor: la gran seguridad que demuestra Bryan Singer en un tema de corte histórico.

++ Lo Peor: lo unidimensional de varios personajes.

- Adecuada para: interesados en el tema Hitler-Segunda Guerra Mundial.

- Inadecuada para: neonazis, detractores de la música de Wagner y quienes crean que el abuelo Abe Simpson realmente estuvo en las Olimpiadas de Berlín.

Ver también: análisis del cartel y de la secuencia de créditos de Valkyrie.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total