martes, 6 de noviembre de 2007

CINESPAÑA: PELÍCULAS PARA NO DORMIR: LA CULPA * * 1/2

La serie de telefilmes “Películas para no dormir”, es un conjunto de relatos de terror y suspenso paranormal, producidos por Filmax, esa gran casa productora preocupada siempre por mantener el género fantástico y de terror vivo en la cinematografía española. En general, las películas son producciones atractivas, gracias a que gozan de una impecable producción, estupenda fotografía, musicalización, diseño de arte y están protagonizadas por actores y actrices populares, en la mayoría de los casos. El problema de muchas de las películas, es que no son más que simples derivaciones o reelaboraciones de películas exitosas españolas dentro del género, que lo mismo han triunfado en el Festival de Sitges (prestigiado festival sobre cine de horror y fantástico) o en el extranjero, como Los Otros (Alejandro Amenabar, 2001), El Espinazo del Diablo (Guillermo del Toro, 2001), El Laberinto del Fauno (idem, 2006), quedándose en el simple ejercicio de estilo sin que sus historias sean lo suficientemente logradas.

La Culpa (España, 2006), dirigida por el uruguayo Narciso Ibáñez Serrador, ejemplifica muy bien lo anterior, al incluir el inevitable personaje infantil, viviendo en un entorno conflictivo por culpa de los adultos. En este caso es Vicky (Alejandra Lorenzo), la pequeña hija de una enfermera, Gloria (Montse Mostaza), que trabaja en una clínica. Gloria será invitada a trabajar como asistente por su amiga ginecóloga, Ana (Nieve de Medina), por lo que aquella y Vicky tendrán que ir a vivir con Ana en un hogar, aparentemente, tranquilo, con una vecina curiosa que está enterada de todo lo que pasa por los alrededores.

Sin embargo, Gloria pronto se dará cuenta que Ana, en su pequeña sala de consultas, práctica abortos, teniendo que asistirla en las intervenciones. Para colmo, Ana empezará a sentirse atraída hacia la atemorizada Gloria, y la querrá dominar para enseñarle a realizar los abortos, hasta que una fuerza maligna en la casa empieza a regar sangre, cada vez que un aborto se practica.

Escrita por el mismo Ibáñez, a partir de una idea de Luis Murillo, la película tiene una gran fotografía de José Luis Alcaine y atractivo diseño de producción de Carlos Dorremochea, además de unas buenas actuaciones de sus actrices femeninas. El problema principal de La Culpa, es que su historia se siente incompleta, con cabos sueltos y no muy bien resuelta al final. El guión tiene buenas ideas, pero no están bien aprovechadas. Siento que Ibáñez no ha sabido cómo combinar bien la trama sobre los abortos, junto a la que tiene que ver con ese fenómeno paranormal asesino. Este último queda poco claro, nunca sabemos bien a qué es lo que se enfrentan nuestras protagonistas.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total