sábado, 20 de octubre de 2007

EN CARTELERA: FRACTURE * * * 1/2

La versatilidad de un actor como Ryan Gosling (de Half Nelson/2006) queda patente en Fracture (E.U., 2007), el filme más reciente del productor y realizador Gregory Hoblit, relato de suspenso cuyas baterías van cargadas, gracias a la habitual fuerza histriónica tanto de Gosling, como de su compañero de reparto, Anthony Hopkins, encarnando un cínico villano de mirada profunda a lo Hannibal Lecter, acentuando el inquietante tono que la cinta mantiene sin problemas.

De no ser por el talento de sus dos actores, Fracture no hubiera sido más que una suerte de telefilme de fin de semana. Lo notable del trabajo de Hoblit, es el saber construir una historia de creciente suspenso, aprovechando con habilidad a su talentoso reparto.

Will Beachum (Gosling), es un joven abogado que tendrá el reto de demostrar ante la corte la culpabilidad del ingeniero Ted Crawford (Hopkins), al intentar asesinar a su joven y atractiva esposa (Embeth Davidtz), al dispararle a sangre fría luego de descubrir que ésta tenía un romance con otro hombre. Todo apunta a que Ted es culpable por intento de homicidio. Sin embargo, el inteligente, frío y calculador ingeniero, se las arreglará para borrar toda evidencia en su contra, en una infalible manipulación de la escena del crimen, cosa que le permitirá estar a punto de quedar libre y salirse con la suya.

A lo largo de la trama, serán muchas las dificultades que Beachum deberá sortear en su búsqueda por la verdad y justicia, configurándose así un enfrentamiento de sagacidad e inteligencia del joven abogado, algo idealista y sin mucha experiencia, contra ese viejo león encarnado por Hopkins. El realizador sabe lo que tiene en sus manos: una buena historia que tiene la clásica premisa argumental de un film-noir, que podría quedar inscrita en las ahora llamadas film-soleil (un relato de moderno filme negro, pero cuyas acciones están ambientadas la mayoría del tiempo durante el día), combinada con filme de juzgado, y junto a la buena fotografía de Kramer Morgenthau y la eficaz banda sonora a cargo de Jeff y Michael Danna, hacen bastante visible la película. Si en algo falla Hoblit, es en dejar un final desinflado y anticlimático, aunque por fortuna no siguió un camino predecible, como pudiera pensarse a medio camino de la historia.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total