miércoles, 25 de mayo de 2011

STAGE DOOR CANTEEN * * * 1/2

Katharine Hepburn, en su fugaz aparición en "Stage Door Canteen".

Esta es una de esas películas que fueron realizadas para levantar la moral del pueblo estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial. La experiencia de ver Stage Coach Canteen (1943) es muy cercana a lo que sería ver un programa televisivo de variedades. No hay una historia lineal definida, sino varias, y todas tienen lugar en un sólo sitio, “Stage Door Canteen”, una especie de centro de entretenimiento para los soldados que realmente existió en Nueva York. Ahí se reúnen para ver estrellas de la farándula, “big bands” (las de Count Basie, Benny Goodman y Xavier Cugat tienen una participación), músicos (el violinista Yehudi Menuhin), cantantes de Broadway, comediantes, actores de teatro y cine, etc. Muchos de ellos se encuentran trabajando voluntariamente como camareras o sirviendo comida a los militares. La dirección es de Frank Borzage (A Farewell to Arms) y el puñado de mini historias tienen que ver con las conquistas de varios soldados con chicas aspirantes a convertirse en artistas. La principal cuenta el romance que surge entre “Dakota”, un soldado, y una guapa chica, el cual tendrá una resolución enmarcada con un muy patriótico mini discurso de Katharine Hepburn, uno de tantos cameos de la película, incluyendo Johnny Weissmuller y Harpo Marx.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total