jueves, 26 de mayo de 2011

SPINOUT * *

Shelley Fabares y Elvis Presley en "Spinout".

Mi admiración hacia Elvis Presley siempre ha estado dividida. Mientras musicalmente para mí es una de las grandes leyendas del rock, cinematográficamente siempre fue un churrero. Bueno, eso sí exceptuamos Jailhouse Rock (1957), uno de sus 2 o 3 filmes visibles. Spinout (1966) es todo lo contrario. Dirigida por Norman Taurog (responsable de otros desastres protagonizados por el Rey, como G.I. Blues, masacrada por la crítica), la película es uno más de esos bodrios en los que las disfrutables actuaciones musicales de Elvis salvan todo. Ah, y claro, las chicas guapas que adornan los números musicales bailando a go-go. El resto, no es más que una historia nada complicada de seguir, muy estúpida humorísticamente hablando y predecible a cada segundo. Elvis es el líder de una banda de rock ambulante (su baterista es una chica) que un buen día es obligado por un hombre acaudalado (el actor televisivo Carl Betz) a tocar en el cumpleaños de su hija (Shelley Fabares), a cambio de una jugosa suma de dinero. La lucha de egos comenzará, hasta que el Rey es convencido de competir en una carrera de autos. Como siempre, no habrá mujer que no esté enamorada de Elvis, la carrera de autos es entretenida, pero el final de la película es de lo peor. En general, como ver un pésimo programa de comedia dominguero.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total