domingo, 11 de octubre de 2009

Y...¿CÓMO LE PONEMOS?

"Sabes, mi carrera de actor está empezando a parecerse a eso en el plato."





Empiezo publicando este texto, enterándome que Moon, largometraje de Duncan Jones, hijo del músico, cantante y, ocasionalmente, actor, David Bowie, ha sido la gran ganadora en el Festival de Sitges 2009. Moon se ha llevado los premios a "Mejor Película", "Mejor Diseño de Producción", "Mejor Actor" para Sam Rockwell y "Mejor Guión". Tenemos una semana con varios títulos sin traducción al español. El primero, precisamente, es Moon. La película de Jones es un claro homenaje a Solaris, filme indispensable de ciencia ficción dirigido por Andrei Tarkovsky, y con unas referencias también a 2001: A Space Odyssey. En España se dejó el título como Moon, y tal vez los distribuidores sintieron que era una simplonería titularla en español “Luna”. No le veo ningún problema a un título en español así, y hubiera requerido de mucha valentía por parte de una distribuidora el titularla “Luna”. Pero bueno, no es la primera ni la última vez que nos topamos con un dilema de este tipo. Ahora, si tanto les disgustaba dejarla como “Luna”, se hubiera podido pensar en títulos alternativos que involucraran dicha palabra, como por ejemplo, “Estación Lunar”. Como sea, Rusia optó por titularla Луна 2112, es decir, "Luna 2112", y Turquia “Ay”, que significa “Luna” en Turco. Es bueno ver que hay países con distribuidoras dispuestas a jugársela. Por ahora, adelantaré que su cartel es de lo más interesante esta semana.

El siguiente caso, a mi modo de ver, es el más grave, absurdo y risible de todos. Me refiero a Imagine That, la más reciente comedia de Eddy Murphy. En un derroche de originalidad e ingenio, la distribuidora española la ha dejado, simple y llanamente, como… “Imagine”. Seguramente han pensado (si es que piensan), “si hay una canción famosa titulada “Imagine”, ¿por qué no dejar el título de la película igual? La película ha tenido pésimas valoraciones y no ha convencido a nadie. “Imagina eso” o incluso nada más “Imagina”, hubieran sido un par de buenas opciones. Lo interesante, es que se dieron varias ideas alternativas en otros países. A continuación, unos ejemplos:

Dans ses rêves - Francia
Imagine that - Die Kraft der Fantasie – Alemania
Mi Papá y Nuestro Mundo Fantástico - Perú
Minha Filha é Um Sonho - Brasil
Seholország - Hungría
Wyobraz sobie - Polonia

Vamos ahora con G-Force, una comedia que mezcla animación digital con acción real. Este es uno de esos contados casos en los que se conserva el título en inglés, pero se añadé un título en español. El título en español ha quedado como "G-Force-Licencia para Espiar." No me ha parecido en lo absoluto original. La idea se toma, evidentemente, de una película de James Bond, “Licence to Kill”. La historia no parece nada relacionada con una historia de James Bond. Aunque no la he visto, parece más inspirada en algo cercano a "Mission Imposible". En algunos países de Sudamérica, como Venezuela y Perú, se ha respetado la traducción como “Fuerza G”, que suena atractivo para una película de corte familiar como esta. A continuación, algunos ejemplos de títulos en otras latitudes, donde veremos que, en algunos países de Europa Oriental , hay casos similares al de España.

G-Force - Grecia y Turquía
Миссия Дарвина - Rusia
Força G-3D Brasil
Força-G - Portugal
Fuerza-G Argentina
G Burys - Lituania
G-Force - Agenten mit Biss – Alemania
G-Force - Salvatorii planetei - Rumania
G-Force - Specvieniba - Latvia
G-Force - Vel'mi zvlástna jednotka - Eslovaquia
G-Force - miniagentit 3D - Finlandia
G-gjengen – Noruega
M-Komando - Estonia
Mission G - Francia
Opération G-Force - Canadá
Zaloga G - Polonia

Seguimos con una caso en verdad singular, una película suiza que se ha quedado sin título en español. Me refiero a Un Autre Homme, del cineasta Lionel Baier. Es una lástima, ya que es una semana en la que la mayoría de los estrenos no son cintas de Hollywood comerciales, sino películas “de autor”. No hubiera estado mal titularla “Otro Hombre”, como se hizo en Argentina. El título internacional “Another Man”, respeta plenamente el título original en francés. Esperemos que, a pesar de este exabrupto, le vaya bien a esta película. Tiene una premisa interesante, que tiene que ver…con la crítica cinematográfica.

Terminamos con los filmes que han quedado bien titulados y/o sin mucho conflicto. Agora, la nueva película del cineasta chileno afincado en España, Alejandro Amenabar, conserva su título intacto. Esto no conlleva problema, ya que este vocablo griego es utilizado en español, y comercialmente suena magnífico. Lo mismo ha sucedido para la nueva película de Cédric Klapish, Paris, que conserva también sin problemas el titulo original. Lo mismo sucede para Katyn, estreno tardío de esta película del polaco Andrzej Wajda, cuyo título hace referencia a un bosque en donde ocurrió una masacre, perpetrada por el ejército ruso contra ciudadanos polacos en 1940.

4 comentarios:

Joel Meza dijo...

Cada vez más entiendo el impacto que España ha dejado en México desde la conquista...

Àlex Frias dijo...

A qué te refieres Joel??

Joel Meza dijo...

Alex, pues nomás hay que ver esa fijación de los distribuidores de ambos países por retitular terriblemente las películas o dejarles títulos en Inglés cuando no hay razón...

Àlex Frias dijo...

Bueno, jajaja, creo que esto va más allá de conquistas y colonialismos jajaja. En varios países, en prácticamente todos, las distribuidoras tienen desaciertos y graves.

Páginas vistas en total