domingo, 11 de octubre de 2009

EL CARTEL

MOON * * * *
Los ganadores del Festival de Sitges 2009 se han anunciado hoy domingo. La gran ganadora ha sido Moon, de Duncan Jones, y a mi parecer, también su cartel se merecería un premio. Diseñado por el despacho Cardinal Communications USA, el cartel es una obra minimalista muy inspirada en el arte cinético de los 1950-1960. La imagen de Sam Rockwell es la misma tanto en este cartel como en el cartel teaser. En el primer caso, se ha colocado encima de una gran circunferencia, con un diseño de círculos concéntricos que están inspirados en el arte cinético. El arte cinético estaba basado en figuras geométricas con esta clase de diseños, que creaban un efecto óptico que sugería movimiento. El círculo no nada más denota a la Luna, sino que connota otra serie de aspectos, como la locura en la que acaba encerrado el personaje principal, quien se encuentra trabajando en el “otro lado" de la Luna. En el espectador poco acostumbrado a ver esta clase de efectos, puede causar incluso mareo ver este diseño, tan sencillo pero, al mismo tiempo, complejo en su realización. Tenemos además un denso fondo negro en el resto del cartel en referencia al espacio. Mientras, arriba, vemos el nombre de “Sam Rockwell” en blanco, precedido por otras tres repeticiones del nombre, en colores que se degradan del gris al negro. El tagline me gusta: “950,000 miles from home, the hardest thing to face… is yourself “. Por otro lado, el cartel teaser vale la pena. Su idea es convertir las elaboradas formas de un circuito en un atractivo fondo. El diseño simboliza también el encierro del personaje en su estación lunar, en compañía tan sólo de una maquina parlante, Gerty.

AGORA * * 1/2
El cartel de Agora me ha parecido convencional, pero con algunos aspectos rescatables. Es un clásico trabajo de fotomontaje y retoque digital, que tiene como tema el paisaje de la antigua ciudad de Alejandría, con el personaje de Rachel Weisz observándolo de espaldas. Al fondo, se alcanza a ver el famoso Faro de Alejandría, junto a un atardecer. Si bien no me ha parecido muy inspirado el cartel, además de que lo siento parecido a la portada de una novela, extrañamente funciona, al igual que sus carteles de personajes. Quizás esto tenga que ver con su propuesta romántica y evocativa, que recuerda, en parte, al arte prerafaelista del siglo XIX. Lo mejor del cartel, es la parte superior, en donde vemos cómo el cielo se va transformando en un espacio estrellado. El título del filme, con un diseño tipográfico inspirado en el alfabeto griego, no hubiera podido quedar mejor en otro lugar. El planeta Tierra como letra "O" es una idea buena, con un efecto de neblina alrededor magnífico. Me gustaron los elementos utilizados en el tagline, aunque la manera en que están escritos no es nada original: “One Woman, One City, One Civilization, One Planet”.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total