viernes, 21 de agosto de 2009

MIAMI VICE * * * 1/2

Michael Mann adapta al cine Miami Vice, en una versión más obscura, violenta y subida de tono, de la famosa serie de los 1980.






Siguiendo la moda de adaptar al cine antiguas series televisivas, toca el turno a una de las teleseries policiacas emblemáticas de los 1980, Miami Vice. El proyecto no pudo haber caído en mejores manos que en las de Michael Mann, quien fuera productor ejecutivo del programa (creado por Anthony Yercovich), transmitido de 1984 a 1989 y con cerca de 5 temporadas al aire.

Michael Mann dirige esta primera adaptación cinematográfica de Miami Vice (2006), un obscuro resurgimiento y reinvención del concepto. Mann consigue un film noir thrilleresco, género en el que demostrado ser todo un especialista, con muestras notables como The Thies (1981), Heat (1995), y ese visualmente experimental thriller, Collateral (2004), su anterior película, filmada totalmente con cámaras digitales de alta resolución.

Para Miami Vice, Michael Mann recurre nuevamente al formato del vídeo digital. Para los papeles principales (que en la serie fueron interpretados por Don Johnson y Philip Michael Thomas), los detectives James “Sonny” Crockett y Ricardo “Rico” Tubbs, ha recurrido a Colin Farrell y Jamie Foxx (protagonista en Collateral). Sonny y Tubbs impusieron en su momento la moda “cool” del traje sport y playera, y escenarios paradisiacos, que aquí han quedado en el baúl de la nostalgia. Farrell luce una melena teñida y barba de cinco días, mientras Foxx, tiene barba y cabello corto, más cercanos a modelos tipo GQ, paseando en Ferraris último modelo por Miami en las noches.

La trama no está muy lejos de cualquier capítulo de la serie. Sonny y Rico tendrán que infiltrarse dentro de una compleja red de tráfico de drogas, que opera desde Colombia. La escena que abre la película dentro de una discoteca, está filmada casi toda con cámaras portátiles, lo cual imprime un tono realista a la historia. De hecho, es el oscareado cinefotógrafo Dion Beebe (Memoirs of a Geisha) el responsable de la fotografía, quien fotografió también Collateral. En el aspecto fotográfico, Collateral y Miami Vice lucen muy parecidas.

Sonny y Rico buscan compradores para un botín de droga interceptado por la policia, que le quitaron al zar Jesús Montoya (Luis Tosar, en su debut internacional) y a su banquera y amante (Gong Li).

En su aspecto visual, Miami Vice luce irregular, ya que, insisto, el formato digital, a pesar de lucir impresionante en escenas de día, sigue teniendo sus limitaciones en escenas de noche. Y es una pena, porque las escenas nocturnas eran, en el pasado, lo mejor del cine de Michael Mann. La noche es el tiempo y ambiente en el que más gusta filmar, algo que sigue demostrando en esa magnífica escena climática en la última parte, un absobente tiroteo en un terreno.

Sin embargo, Michael Mann se preocupa aquí por sus personajes. Aunque argumentalmente convencional, como un capítulo televisivo más largo y subido de tono, el punto fuerte de Miami Vice se encuentra en esa nueva dimensión que explora en los personajes. Como thriller tiene un guión elemental, básico (escrito por el mismo Michael Mann), su resolución no es la mejor, pero a los seguidores de la teleserie les dejará un buen sabor este regreso de Sonny y Rico.

++ Disponible en blu-ray, Hd-DVD y una edición de coleccionista en estuche metálico. Este último contiene de extras "Miami y más allá", "El rodaje sobre el terreno", vídeo musical de Nonpoint, etcétera.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total