viernes, 17 de abril de 2009

EL CARTEL (VARIOS)

Ante la falta de algún cartel en el que valga la pena profundizar, haré una breve reseña de 4 carteles de los estrenos de esta semana.



State of Play * * 1/2

Estamos ante un cartel con poca o nula originalidad. De nuevo tenemos la ya muy trillada idea del mosaico de imágenes, cuyo último ejemplo lo pudimos ver en el cartel hispano de Duplicity. Este clase de diseño parece simple, pero su gracia consiste en saber dividir bien el espacio para acomodar la información. Lo malo del cartel de State of Play, es que recuerda al de Duplicity y a muchos tantos más. De este último me gustó su propositivo acomodo de información e imágenes a manera de espiral. En el cartel de State of Play el diseño es más rígido. Lo que vale la pena es su trabajo fotográfico, con cuatro retratos bien ejecutados y con un posterior retoque digital, cuya intención es realzar más las sombras y sugerir más la idea de suspenso. Su lectura visual es fácil y sin muchos problemas. El trabajo tipográfico es otro de sus puntos a favor, de buen tamaño, con un acertado color blanco y adecuada legibilidad. Me gusta mucho esa pequeña imagen del personaje junto al título, con pistola y maleta, una larga sombra debajo e iluminación por detrás. Es un cartel que en verdad transmite una sensación de pesimismo, seriedad y pesadumbre, no nada más por la propuesta cromática neutral en negro, gris y blanco, sino por los rostros inexpresivos de todos los personajes.



Meet Bill * *

Otro cartel que me ha llamado la atención es el de Meet Bill, en especial, por su interesante idea de convertir la camisa que lleva puesta Aaron Eckhart en el tema visual del cartel. Lo menos destacable es el aspecto fotográfico. ¿Tendrá Aaron Eckhart otro gesto diferente al que exhibe aquí, y que hemos visto en prácticamente todas sus actuaciones? No lo creo. No me han convencido mucho el par de retratos de Jessica Alba y Elizabeth Banks, colgados en la pared de atrás. Se notan metidos a la fuerza y saturan la composición. Creo que el problema es el tamaño, y si era indispensable ponerlos hubieran quedado mejor más pequeños. Para mi gusto , el cartel hubiera quedado mejor sin estos retratos, para que quedara estilo “About Schmidt”, con aquel retrato de Jack Nicholson desaliñado ocupando todo el formato. El juego cromático de la camisa de rayas azules y blancas es agradable visualmente (los colores se aplican también a los nombres de los actores), y esa etiqueta montada en la frente del actor que dice “Meet Bill”, también es simpática. Mi mayor sorpresa, es encontrarme aquí con uno de esos raros carteles que tienen los créditos en la parte superior, eso sí, no muy legibles. Me gusta el tagline: “A Comedy About Someone you Know”.



Race to Witch Mountain * * *

Este cartel tiene el típico diseño de muchos otros carteles de películas de aventuras, es decir, una composición más o menos céntrica, aglomerando los rostros de los actores principales. Alrededor , podremos ver siempre elementos de la trama o escenas de la película. Si bien no vemos nada de originalidad en este cartel, técnicamente está bien resuelto, y su composición es magnífica. Toda la paleta cromática es de sepias y otras tonalidades "encendidas", como amarillos y naranjas, para darle una atmósfera más apropiada al desierto. Lo mejor, es que el cartel cumple su cometido de promocionar y vender una película infantil de acción. Es un cartel con mucha vida y dinamismo, llama poderosamente la atención del espectador gracias al gran juego de luces que crean los helicópteros y el ovni. Ese taxi flotando en la parte inferior, del que sólo vemos la mitad, es intrigante, junto a esa tormenta de arena que parece venir desde el fondo. La montaña embrujada del título está ahí al centro, y el Sol asomándose detrás conduce nuestra vista inmediatamente a ese lugar. Es el punto central de todo el cartel, a pesar de todo el caótico ambiente que la rodea. Lo menos atractivo es su tagline “The Race is On”, pero el color amarillo ocre de los créditos es acertado, y la moderna tipografía del título es otro punto a favor.



El amor se mueve (0)

Llegó la hora de reseñar lo peor de la semana, un cartel al que nada lo salva. El cartel de El amor se mueve es de una pobreza visual impresionante. Seguramente fue hecho en una o dos horas, y todo el trabajo se redujo a poner dos imágenes cliché y cursis. El efecto difuminado en blanco en todo el borde no tiene ningún sentido y luce fatal. El “diseño” del título se reduce a variaciones en el tamaño de las palabras y a inclinar otras. Lo peor es ese corazoncito en la letra "O" de la palabra amor. Lo mejor que se le pudo ocurrir al que “diseñó” esto, fue colocar en el centro el título, sobre una franja difusa en blanco, que sirve de división a las dos fotos. Lo único rescatable de esta basura, es que los créditos están en blanco y legibles. ¿Habrá diseñado este cartel algún estudiante de diseño? No lo creo, un estudiante al menos tiene algunas bases teóricas y técnicas sobre las cuales trabajar. Esto apenas es algo cercano a lo que haría un aficionado. Entiendo que tal vez el filme sea de bajo presupuesto, pero se puede hacer algo más visible y rescatable con pocos recursos y la suficiente imaginación. No hay nada de esto en el cartel, y a mí no se me antojaría ver -ni por accidente- esta película con sólo ver el cartel. Me vende algo menos que una telenovela de las cinco de la tarde.



Cartel español de "Race to Witch Mountain", donde se ha cambiado la paleta cálida del cartel original por una más fría y "nocturna"


















Cartel español de "State of Play", donde se ha hecho más cálida la paleta original neutral y obscura. La tipografía del título también se cambió de color.

2 comentarios:

Joel dijo...

Qué curioso que en ambos casos que presentas de los carteles españoles, Alex, las paletas hayan cambiado en sentidos opuestos. En mi opinión en los dos casos yerran. Prefiero las versiones originales.

Grinch dijo...

Buenas! Acabo de descubrir tu blog y me parece muy interesane, sobretodo los análisis que haces a los carteles y a los títulos de las películas, un tema que tiene tela. Tienes razón con el cartel de El amor se mueve y la peli no está muy allá aunque vale la pena por la fotografía de las Islas Canarias.
Me hago seguidor de tu blog y te dejo el link del mío por si quieres echarle un vistazo.
Un saludo!!

www.theotherfanboy.blogspot.com

Páginas vistas en total