viernes, 31 de octubre de 2008

OLIVIER, OLIVIER * * *

El frágil equilibrio y alegría que se vive dentro del entorno familiar de los Duval, se verá roto con la desaparición del pequeño Olivier (Emmanuel Morozof), luego de ser enviado por su madre a dejarle comida a su abuela. No lo volvieron a ver durante muchos años. Olivier, Olivier (1992), de la guionista y realizadora polaca Agnieszka Holland (consultora de Krzysztof Kieslowski en “Rojo” y coguionista en “Azul”), es la crónica de la desintegración de una familia. La desaparición del pequeño Olivier será el detonante para que aparezcan reproches ocultos, fantasmas y culpas del pasado, en el matrimonio formado por el Dr. Serge Duval (gran actuación de Francois Cluzet), veterinario, y su esposa Elisabeth (Briggitte Roüan magnífica).

Nadine (Faye Gatteau), hermana mayor de Olivier, quedará en medio de las peleas de sus padres y entrará en una fuerte etapa de depresión. Holland deja patente su habilidad para dirigir relatos juveniles, en trabajos destacables como Europa, Europa (1991), The Secret Garden (1993), cuento infantil visualmente atractivo, Total Eclipse (1995), con Leonardo DiCaprio y David Thwelis, acerca de la relación sentimental surgida entre los poetas Rimbaud y Baudelaire, y más recientemente Copying Beethoven (2006), sobre el ficticio amor platónico entre Beethoven y una bella copista.

La colorida fotografía de Bernard Zitzermann, logra unos bellos paisajes en los que destacan los verdes y amarillos del campo, y le da al filme un acabado de película infantil, aunque, contra las apariencias, no lo es. La película de Holland se transformará en una especie de reelaboración de El Regreso de Martin Guerre (1982), a una historia familiar cuando Elisabeth y Serge acepten a un reaparecido Olivier (Grégoire Colin, de “Nénnette et Boni” y “La Vida Soñada de los Ángeles”, de los mejores actores jóvenes del cine francés moderno), seis años después, mientras Nadine (ahora interpretada por Marina Golovine) tendrá sus dudas respecto a si este precoz chico es realmente su entrañable hermano.

Por desgracia, creo que este giro trae muchos problemas a la película, que goza de un dejo de fantasía infantil en esas historias de extraterrestres que daban pie a los juegos infantiles entre Olivier y Nadine. Las dificultades vienen del hecho de que nunca se nos explica cómo es que este reaparecido Olivier sabe tanto de su pasado, o el porqué de ese extraño poder paranormal que de pronto se despierta en Nadine. Con todo, el filme tiene el suficiente encanto, gracias a su buen reparto, como para acabar despreciándolo. A pesar de sus defectos, es una interesante reelaboración de la antigua historia de Martin Guerre, que extiende todavía más el relato original de la novela escrita por Janet Lewis.

++ Olivier, Olivier tuvo estreno comercial en España en 1992, pero no se encuentra disponible una edición española en DVD. Se puede encontrar en edición francesa.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total