jueves, 30 de octubre de 2008

MÒN PÈRE, MA MÈRE, MES FRÈRES ET MES SOEURS *

Por más que lo intentó, la guapa Victoria Abril no logró convencer en su papel de mamá cariñosa, pero emocionalmente confundida, en Mòn Père, Ma Mère, Mes Frères et Mes Soeurs (1999), fallido largometraje debut de la actriz y guionista francesa Charlotte de Turckheim, quien también participa en esta lamentable aventura con un pequeño personaje.

En su primer largometraje, Turckheim pudo haber conseguido una entretenida, sencilla y medianamente visible comedia familiar, pero todo queda arruinado por un guión inexplicablemente enredoso y que se acaba perdiendo pasada la primera media hora. La intención, al parecer, fue hacer una especie de melodrama femenino “almodovariano”, sin acercarse un poco a la audacia estilística y comicidad del realizador manchego.

De la ciudad de Paris, donde arranca la historia, con un niño de once años (Pierre-Jean Cherit) anhelando conocer a su verdadero padre, la trama se traslada hasta alguna playa del Caribe mexicano, lugar en donde puede ser que viva el padre del niño.

¿Para qué hasta México?. El espectador mexicano (o cualquier turista que conozca estas playas) se lo preguntará al ver que no se aprovecha ningún paisaje o locación para adornar el seco tono romántico del filme, además de que apenas salen uno o dos personajes mexicanos. Uno de ellos, el gerente del hotel, está interpretado por Antonio Valero,... ¡un actor español!. Por si fuera poco y por alguna extraña razón, en el hotel y sus alrededores parece haber exclusivamente turistas franceses.

Victor, el niño con crisis existencial, consigue viajar a México gracias a la generosidad de su abuela (Pilar Bardem), quién le hará creer a su hija Anne (Abril) que ha ganado un sorteo. Al viaje se agregará la tía, Jeanne (la misma Turckheim), mujer solterona y depresiva, un personaje sin la menor importancia en la trama. Por alguna casualidad, tal vez “astrológica”, Anne, madre soltera, se reencontrará no nada más con el padre de Victor, sino con todos sus ex novios, es decir, los padres de cada uno de sus otros hijos. Es como ver Mamma Mia! pero...¿al revés?

El desastroso guión, escrito por Philippe Giangreco y la Turckheim, no es ni divertido, ni desarrolla satisfactoriamente ninguna de las subtramas que van surgiendo, con tres personajes insoportables que quieren ser graciosos molestando a Anne. Por la mitad de la película, uno acaba confundido al no saber quién es padre de tal o cual hijo o hija, ni con cuál Anne vivió tal o cual aventura romántica.

Para ser justos, la Turckheim es guapa, y lo mejor para ella es quizás seguir por la vía de la actuación, porque su primer filme es un enorme tropiezo.

++ La película se estreno en España con el título "Mamá, preséntame a papá!". Disponible en una edición en DVD austera y sin extras.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total